Los miliarios del puente de Palacios de Salvatierra revalúan la Calzada

Plan de Recuperación. Con los dos que se reubicaron ayer, son ya nueve los hitos romanos repuestos desde que la Junta impulsara la iniciativa. Vía de la Plata. Recuperado un nuevo tramo de 6 kilómetros
E. BERMEJO

Lo que hace unos años parecía imposible se ha convertido en realidad. Los dos miliarios que durante siglos han servido de basamento a un puente de Palacios de Salvatierra lucen desde ayer en la Vía de la Plata, en su emplazamiento original, entre los términos municipales de Casafranca y Palacios de Salvatierra, al pie de la Calzada romana.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Agustín de Vega asistió al acto de reposición, que forma parte del Plan de Recuperación de la Junta, que ha hecho posible hasta el momento la recolocación de nueve miliarios.

La singularidad de los dos que se recolocaron ayer es que estaban divididos en cinco pedazos y formaban parte de la base del puente. Tras la autorización otorgada por el Ayuntamiento de Guijuelo, del que es pedanía Palacios, los operarios de la Junta de Castilla y León desmontaron el puente, recuperaron las piedras milenarias y lo reconstruyeron después. La restauración, de la que se ha encargado el Museo de Salamanca ha conseguido reconstruir dos miliarios, uno de ellos con una inscripción visible alusiva al emperador Trajano.

En el acto de reposición estuvieron presentes, entre otros, la teniente de alcalde de Guijuelo, Carmen Cortés; el alcalde pedáneo de Palacios de Salvatierra, Juan Ingelmo; el párroco de Fuenterroble de Salvatierra y responsable de Acasan, Asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata, Blas Rodríguez, y una de las personas que más saben de la Calzada romana, miembro también de Acasan, Vicente Sánchez Pablos.

La otra gran noticia del día es la recuperación de un tramo de cuatro millas romanas, aproximadamente seis kilómetros, entre Palacios de Salvatierra y Casafranca. Según el técnico de la Junta de Castilla y León, Carlos Macarro, “el tramo tiene todas las características de una vía romana tipo interurbano, que no responde a la imagen clásica de calzada empedrada, sino a una obra con base de cimentación y rodadura”.

Por su parte, el delegado territorial aseguró que la intención de la Administración regional es “continuar restituyendo miliarios, recuperando la Vía de la Plata y financiando todas las actuaciones posibles para impulsarla como ruta turística”.

Asimismo, destacó que la Junta continuará sus negociaciones con los propietarios de otros hitos romanos que están en fincas, iglesias o como sujeción de tenadas, “contando siempre con la colaboración de los alcaldes y de Blas Rodríguez”, concluyó.

Hasta ahora se han recuperado nueve miliarios correspondientes a la Colonia de San Francisco, en Béjar; el del establo de Antonia García, en Peromingo; Valverde de Valdelacasa I y Valverde de la Casa II, en Valverde de Valdelacasa; el del parque de maquinaria en Guijuelo; el de la Laguna de la Dehesa, en Navalmoral de Béjar; el del castillo de Santa Cruz de Navagallega y los dos reubicados ayer.