Los mercados internacionales arrastran a los cereales con bajadas de entre 1 y 5 euros

Pese a esta tendencia, las dos partes del sector siguen sin entenderse en sus planteamientos
El cereal camina despacio a la baja y ya son muchas las semanas de un descenso del precio de los cultivos pese a la negativa de los agricultores y el empuje de los compradores, que señalan que no se contemplan los descensos que señala el mercado.

De hecho, la tendencia en el resto de los países de la Unión Europea (UE) camina en esa dirección y la fortaleza de meses atrás de los cereales se ha quedado un poco atrás en detrimento de unos descensos del precio. En esta ocasión, todos los cereales sufrieron un descenso con peticiones de repeitición o una leve bajada por parte de los agricultores y de descenso más pronunciado por los compradores, para estos resultados finales.

Trigo panificable, trigo para pienso, cebada y centeno disminuyeron su precio tres euros, quedando su cotización a 205, 200,198 y 183 euros por toneladas respectivamente; la avena bajó un euro hasta los 181 euros y el maíz cinco hasta los 205 euros por tonelada. El resto de categorías cotizadas disminuyó con la excepción del Garbanzo de Pedrosillo que sigue su crecimiento y aumentó 20 euros su valos hasta 740 euros.

La patata, igual
Por otro lado, la mesa de la patata se prolongó durante escasos minutos porque la situación actual del cultivo no da para mucho más; por ello, los miembros de la mesa señalaron que el mercado estaba igual de parado con la gente arrancando patata y las dos partes acordaron una repetición del valor de todas las categorías, quedando la jaerla y la roja a 55 euros, la agria a 80 y la fabula a 40 euros por tonelada.