Los médicos de otras regiones podrán acceder a la historia clínica de los pacientes desplazados

La Gerencia Regional de Salud ha iniciado su desarrollo práctico
La Gerencia Regional de Salud ha iniciado el desarrollo práctico de un nuevo servicio que permite a los profesionales sanitarios de otras comunidades, debidamente autorizados tanto por su Servicio de Salud como por el propio paciente, el acceso a un resumen de la historia clínica electrónica cuando el ciudadano de Castilla y León lo necesite mientras esté desplazado.

Las primeras pruebas ya se han iniciado con pacientes del Área de Salud de Ávila, enmarcadas en el ámbito del proyecto de Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS), con el objetivo de que a lo largo del presente año, en función del grado de implantación de este formato electrónico, se vaya extendiendo hasta cubrir la totalidad de las once áreas de salud de la Comunidad.

Este nuevo servicio, desarrollado con los actuales recursos técnicos del proyecto de historia clínica electrónica, supone una notable mejora en el proceso asistencial de los usuarios del sistema sanitario de Castilla y León en sus desplazamientos fuera de su Comunidad, ya que los profesionales acreditados pueden consultar informaciones de salud relevantes para la prestación de asistencia sanitaria, tales como alergias, tratamientos activos, informes de pruebas diagnósticas o de la asistencia recibida por el paciente en la Sanidad Pública de Castilla y León.

Las comunidades autónomas que tienen habilitado actualmente el servicio para que sus facultativos puedan acceder al resumen de la historia clínica electrónica de pacientes de Castilla y León son Baleares, Valencia, y La Rioja. El resto de autonomías, incluida Castilla y León, están en proceso de implantación de este servicio para que sus profesionales sanitarios puedan acceder a la historia clínica de otras regiones.

El sistema de acceso cuenta con todas las garantías legales y técnicas de seguridad aplicables actualmente, además de la supervisión del propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Entre las principales medidas está el requisito de identificación de los profesionales mediante el uso del DNI electrónico y/o de las tarjetas profesionales inteligentes de las diferentes comunidades autónomas.

Asimismo, a través del Portal de Salud de la Junta se posibilita que los ciudadanos de Castilla y León puedan consultar y auditar los accesos que se han llevado a cabo desde las diferentes regiones que se encuentran conectadas a este novedoso sistema. Para acceder, el ciudadano deberá identificarse mediante el DNI electrónico. También está previsto en un futuro próximo que los ciudadanos puedan consultar el resumen de su propia historia clínica electrónica y autorizar o impedir el acceso a determinados informes.

Con este nuevo servicio se logra que la información de salud viaje con los ciudadanos, acompañándolos allí donde se encuentren, estando disponible dónde y cuándo sea necesaria. Esto redunda en un aumento de la calidad de la asistencia sanitaria que se presta y contribuye a la sostenibilidad del sistema, posibilitando una atención más eficaz y eficiente, y aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Estos servicios son un primer paso para la consecución de la historia clínica electrónica universal, suponen un gran avance en la cohesión del sistema sanitario español y crean un punto de referencia para la sanidad a nivel europeo.