Los médicos de Chávez desmienten que le queden dos años de vida

Un médico del presidente venezolano le ha desautorizado al aducir que Navarrete no tenía acceso a los informes clínicos de Chávez
Miembros del equipo médico del presidente venezolano, Hugo Chávez, han desmentido que al mandatario le queden dos años de vida, una información aireada por el doctor Salvador Navarrete.

Un médico del presidente venezolano le ha desautorizado al aducir que Navarrete no tenía acceso a los informes clínicos de Chávez. A Navarrete se le pudo ver en la primera comparecencia pública del equipo médico, sin uniforme, junto a otros tres doctores ataviados con la bata blanca.

Otro de los doctores que atiende a Chávez, Fidel Ramírez, ha aseverado que el cáncer de Chávez "fue diagnosticado y tratado sin dilación". "Tras serle sometido a los tratamientos de seguimiento adecuados, su estado actual es bastante satisfactorio y con un excelente pronóstico", ha explicado, en una rueda de prensa en el hospital militar de Caracas.

Ramírez ha recalcado que "Navarrete no era el psicólogo de Chávez, ni un miembro de confianza, ni de su familia", según ha informado la cadena británica BBC.

El doctor Navarrete aseguró la semana pasada el tipo de cáncer detectado a Chávez es uno muy agresivo. A colación de estas declaraciones, el médico, en su defensa, insistió en una entrevista concedida a la revista mexicana 'Milenio' que lleva diez tratando a Chávez.

Asimismo, citando fuentes de la familia, señaló que el presidente sufre un cáncer muy grave, el sarcoma, localizado en su pelvis. No obstante, ninguno de los médicos ha hecho público el tipo de cáncer que afecta a Chávez.

"Estoy preocupado de que el presidente y aquellos que le rodean no sepan la completa magnitud de su enfermedad que ha sido manejada bajo el más completo secreto", apuntó Navarrete. El doctor ha abandonado el país porque, dice, teme por su vida y añadió que la Policía acudió a su oficina y registró sus archivos y ordenadores.

El pasado jueves, el presidente de Venezuela volvió al país tras someterse a una revisión médica en Cuba y aseguró estar curado. Con vistas a las elecciones presidenciales del próximo año, Chávez ha tratado de acelerar su recuperación y aumentar sus apariciones públicas para acallar los rumores sobre su estado de salud.