Los mayores aprenderán las suertes del toreo gracias a un nuevo taller

Propuesta. Se trata de una iniciativa pionera que se pondrá en marcha a partir del viernes, día 11, en Alba de Tormes. Campañas de seguridad. Atraer la atención de los hombres, más reacios a practicar ejercicio
LORENA LAGO
La Diputación de Salamanca pondrá en marcha un campus o tai-chi taurino con la intención de prevenir la dependencia y promover la salud mental entre los mayores gracias a la práctica de los mismos ejercicios físicos que cada día realizan los jóvenes que se preparan para ser toreros. El diputado de Bienestar Social, Alfredo Martín, junto al diputado de la Escuela de Tauromaquia, Eloy García, fueron los encargados de presentar una propuesta innovadora y pionera que iniciará su andadura el próximo día 11 en el municipio de Alba de Tormes.

A este respecto, Martín Serna apuntó que se trata de un programa experimental basado en tablas de estiramiento, movilidad y flexibilidad, que supone una continuidad con otras propuestas realizadas desde La Salina como el senderismo y los aparatos biosaludables.

La intención última de esta iniciativa es, en palabras del diputado, “tratar de integrar a los hombres en la realización de ejercicios físicos ya que habitualmente quienes acuden a las gimnasias de mantenimiento son las mujeres”. Sin embargo, no descartó que “alguna mujer pueda incorporarse también a este taller” pues no es una iniciativa destinada sólo a los varones.

Las clases, que durarán una hora y estarán conformadas por grupos de 20 personas, serán impartidas por los profesores de la Escuela de Tauromaquia que trabajan habitualmente con los aspirantes a toreros. Así, y según manifestó el director de la Escuela, Juan José Martín, “estamos seguros de que a los mayores les gustará aprender una verónica, una manoletina o una chicuelina, a la par que hacer ejercicios con ellos”. Y es que, como destacó el diputado de Bienestar Social, “las suertes del toreo hacen que quienes las practican muevan muchas partes del cuerpo como la cadera, la muñeca o la espalda, de ahí que sea un buen ejercicio para nuestros mayores”.

Susceptible de ampliación
Durante la presentación el diputado de la Escuela de Tauromaquia señaló también que si la iniciativa tiene una buena aceptación, “estamos dispuestos a ampliar el campus a las otras tres sedes que tiene la escuela en la provincia, Ciudad Rodrigo, Vitigudino y Salamanca”, y que aglutinan en la actualidad a un total de 77 alumnos con edades comprendidas entre los nueve y los 20 años de edad.

En otro orden de cosas, el presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de la Tercera Edad, Marcial Fuentes, confesó “no saber cómo va a encajar la iniciativa porque los hombres suelen ser más tímidos aunque es cierto que entre los mayores existen una gran afición al mundo de los toros”.

En este momento, la Federación está conformada por un total de 290 asociaciones que promueven todo tipo de actividades para prevenir, entre otras, la dependencia y fomentar la autonomía personal.