Los jóvenes ocupados... confían en encontrar un nuevo trabajo

España cuenta con más de 4,7 millones de trabajadores ocupados menores de 35 años.

Las expectativas de encontrar un empleo diferente, la ambición por conseguir promocionar en el entorno laboral o la satisfacción con el trabajo son factores que se ven influidos por el actual contexto económico.

 

Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, analiza estos parámetros para profesionales ocupados menores de 35 años a través del informe Randstad Workmonitor, elaborado a partir de 14.000 encuestas realizadas en 32 países.

 

Según los datos correspondientes al tercer trimestre de 2013 publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística), España cuenta con más de 4,7 millones de trabajadores ocupados menores de 35 años. Este colectivo ha sido uno de los más perjudicados por la destrucción sistemática de puestos de trabajo en los últimos años.

 

A pesar de ello, este porcentaje supone el 28% de los profesionales ocupados de España y, aún más importante, es uno de los pilares básicos sobre el que se cimentará y se asentará el empleo en los próximos años. Es por este motivo que conocer sus expectativas ante el empleo sirve para medir el pulso a la situación del mercado laboral en general.

 

CRECE UN 5% EL OPTIMISMO DE LOS JÓVENES

 

Los trabajadores ocupados españoles menores de 35 años se encuentran entre aquellos profesionales con las expectativas más bajas de Europa sobre sus posibilidades de encontrar un empleo.

 

El 51,3% de los empleados considera posible encontrar otro trabajo, bien en su mismo ámbito de actividad o en otro diferente. Este dato, supone cinco puntos porcentuales más que hace un año, cuando se produjo un descenso del 13% respecto a 2011.

 

Si se analizan los países del entorno de España, se aprecia que los que cuentan con mejores expectativas están situados en el centro y norte de Europa, con la excepción de Países Bajos. Alemania, con un 82,6%, y Reino Unido, con un 76%, son los que disponen de unos trabajadores más optimistas a la hora de cambiar de trabajo, debido en gran medida a sus bajos índices de desempleo.

 

El siguiente escalón, cercano al 60%, está compuesto por Italia, Países Bajos y Francia. A la cola de este ranking se sitúan España y Grecia, con un 51,3% y un 46,5% respectivamente.

 

ACTIVOS A LA HORA DE BUSCAR UN TRABAJO

 

Se ha hecho referencia a las expectativas a la hora de encontrar otro trabajo, pero no todos aquellos que lo consideran posible tienen la intención real de cambiar de puesto, o al menos no lo buscan de forma activa. Según los datos extraídos del informe Randstad Workmonitor, España es uno de los países en los que los trabajadores menores de 35 años se encuentran buscando otro empleo, tan sólo superado por Grecia.

 

En este sentido, cabe destacar la relevancia de la satisfacción laboral de los profesionales ocupados para el rango de edad que analizamos. En el caso de España, siete de cada diez trabajadores se muestran satisfechos con su trabajo, un dato que coincide con las cifras de Francia y que supera a países como Alemania e Italia. Sin embargo, en Grecia este porcentaje de satisfacción se mantiene por debajo del 50%, lo que explica su elevado índice de búsqueda de empleo.

 

ELLAS, MÁS AMBICIOSAS

 

Randstad ha percibido un importante aumento en una cuestión relacionada, de manera directa, con la ambición profesional de los trabajadores menores de 35 años. El 70% de los encuestados afirma que su objetivo es ascender o promocionar en su entorno laboral, un dato que ha aumentado en 9 puntos porcentuales respecto a los datos de hace un año.

 

Sin embargo, el factor que más llama la atención en este sentido es la diferencia entre mujeres y hombres, ya que el 74% de ellas se muestran ambiciosas a la hora de ascender, casi un 20% más que hace 3 años. En el caso de los hombres, el porcentaje se sitúa en el 66%, muy similar a los datos de 2010.