Los ingresos de la Junta en enero y febrero aumentan un 27% por la mejoría económica

Del Olmo en Salamanca

La consejera Pilar del Olmo confirma que la recaudación de la Junta ha subido de manera importante en el comienzo de año impulsada por el impuesto de transmisiones, las licencias de obras y las hipotecas.

La Junta de Castilla y León ha incrementado su recaudación por tributos en un 27 por ciento en los dos primeros meses de este año, según ha subrayado la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo. La titular autonómica ha destacado que ese aumento ha sido favorecido principalmente por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, ligado a la obra nueva y las hipotecas, que ha crecido en más de un 28 por ciento.

 

Del Olmo ha indicado que ese buen comportamiento está vinculado con las mejores perspectivas económicas que se mantienen para 2015, al tiempo que ha destacado que ese crecimiento de la recaudación refleja que hay ya un cambio de tendencia. Según ha dicho, la recaudación de los impuestos de la Junta es un indicador casi automático de la evolución económica, pues "están muy pegados a la fecha en que se hace la operación".

 

Así, frente a 2007, cuando estalló la crisis de la hipotecas subprime, que hizo bajar la recaudación en septiembre, a lo largo de 2014 se ha notado un giro, especialmente por el cambio de tendencia en sectores como el de la construcción, uno de los más afectados por la crisis, según ha explicado la consejera en declaraciones recogidas por Europa Press. El pasado año los tributos que gestiona la Consejería de Hacienda generaron un ingreso casi un siete por ciento mayor respecto al pasado año, hasta los 525,28 millones de euros.