Los ingenieros de montes acusan a la Junta de retrasar la contratación de cuadrillas de incendios por segundo año

Brigada Forestal

El Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León ha expresado este lunes su "preocupación" por el retraso de la Junta y por segundo año consecutivo en la contratación de cuadrillas de incendios forestales para la campaña de este año.

Según sus cálculos, si el año pasado la Junta sólo tenía 24 cuadrillas de nueva adjudicación operativas el 1 de julio este año es probable que sólo sean 19 "si no se extrema la agilidad en su tramitación".

A través de un comunicado recogido por Europa Press, el Colegio de Ingenieros de Montes ha recordado el pasado año 29 cuadrillas firmaron sus contratos ya entrada la campaña, entre el 11 de julio y el 7 de agosto, de modo que el operativo no estuvo completo hasta mediados de agosto.

"Este año va camino de ocurrir lo mismo y las cuadrillas terrestres de extinción de incendios de muchas comarcas podrían no estar operativas el día 1 de julio, entre ellas las de zonas tan problemáticas como Arenas de San Pedro o Sanabria", han advertido los ingenieros de montes para quienes "no es de recibo" que estos problemas se repitan dos años consecutivos.

Los ingenieros de montes han reivindicado a las cuadrillas terrestres como el "elemento esencial" del dispositivo de lucha contra los incendios ya que realizan trabajos de limpieza y mantenimiento en los montes y, en caso de incendio, acuden a su extinción. "Son medios más económicos que otro tipo de medios, como los aéreos, e insustituibles en tareas nocturnas o en trabajos de control y remate de perímetros de incendios controlados", han defendido.

Del mismo modo, han explicado que la licitación y contratación de las cuadrillas del dispositivo de lucha contra incendios forestales es un procedimiento administrativo "previsible y planificable" que, a su juicio, debería realizarse de forma ágil todos los años.

En este sentido, el Colegio de Ingenieros de Montes ha lamentado que el pasado año hubiese que contratar de forma urgente a cuadrillas provisionales para el mes de julio, "lo que permitió cubrir el operativo a costa de algunos problemas en el momento del relevo entre cuadrillas provisionales y cuadrillas definitivas".

En su opinión, se trata de una solución que este año vuelve a ser la más viable pero que no puede convertirse en costumbre. Así, estos profesionales han advertido de que la ausencia de las cuadrillas durante el mes de julio tendría consecuencias "muy negativas" como que en muchas provincias no haya medios de extinción suficientes para hacer frente a un incendio mediano, "lo que puede multiplicar la superficie quemada, los daños al medio y el riesgo para personas y bienes".

Como efecto secundario añaden que los gastos de extinción de incendios se incrementarán, "porque se tendrá que realizar el trabajo de las cuadrillas terrestres con medios mucho más caros, como los aéreos, o con el desplazamiento de cuadrillas de otras provincias".