Los infantiles del C.F. Salmantino se hacen mayores

Foto del C.F. Salmantino Infantil Provincial.

Los chicos de 12 y 13 años del club charro se sitúan en cuarta posición, tanto en liga regional como en provincial. Dos jugadores del primer equipo, seguidos de cerca por el Real Madrid.

Apenas cuentan con 12 ó 13 años, dependiendo de si son de primer o segundo año, pero los dos equipos infantiles de C.F. Salmantino han comenzado la temporada inmersos en una dinámica muy buena: consiguiendo buenos resultados y, en la mayoría de las ocasiones, buen fútbol y goles.

 

El equipo más mediático es el Regional Infantil, dirigido por Bellido y Raúl de Arriba, por aquello de que dos de sus jugadores, Amis y Fernando Muriel, son seguidos de cerca por el Real Madrid y ya fueron convocados por el conjunto blanco en un par de ocasiones.

 

Está claro que la función de estos dos futbolistas es vital dentro del equipo, aunque los resultados están llegando gracias a que cada jugador aporta su granito de arena para formar un EQUIPO, con mayúsculas.

 

Los datos de las 9 jornadas disputadas son reveladores: es el equipo más goleador de la categoría con 38 goles, lo que arroja una media de 4,2 tantos por partido. Muriel es el segundo máximo artillero del campeonato con 10 tantos (y no se quedan atrás Amis y Ricky con 7) tan sólo ha recibido 11 goles y no conoce lo que es la derrota

 

Valladolid, Helmántico y Casco Viejo son los tres únicos equipos que han conseguido empatar a los charros, lo que hace que los de Bellido y Raúl de Arriba sean cuartos, a un punto del segundo y a cuatro del líder.

 

El Infantil Provincial, por su parte, también se encuentra en una ilusionante cuarta plaza, a tan sólo un punto del segundo clasificado. El equipo entrenado por David García, Garci y Pablo Celestino ha sumado cinco victorias y dos derrotas, una de ellas ante el líder) en las 7 jornadas disputadas.

 

Tiene mérito conseguir los números de este equipo teniendo en cuenta que 13 de sus jugadores son de primer año y, por tanto, es la primera temporada que juegan en campo de fútbol once y contra chicos mayores que ellos.

 

Sergio es el encargado de llevar la manija del equipo, aunque la igualdad entre todos los jugadores de la plantilla hace que sea muy difícil elegir a uno u otro jugador. El éxito de esta plantilla reside es ser un bloque y remar todos en la misma dirección.