Los hoteles de Castilla y León computaron un 20,30% menos de pernocataciones en abril

Foto: E.P.

Un total de 485.240 pernocataciones con una estancia media de 1,62 días

Los hoteles de Castilla y León computaron en el mes de abril de 2013 un total de 485.240 pernoctaciones (un 20,30 por ciento menos que hace un año) con una estancia media de 1,62 días frente a los 3,04 de la media nacional, de las que 388.050 correspondieron a viajeros españoles y las 97.190 restantes fueron de viajeros extranjeros.

 

   Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros en abril de 2013 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado mes 299.174 viajeros (15,4 por ciento menos) de los que 229.954 eran residentes en España y 69.220, extranjeros.

 

   La estancia media más alta en abril de 2013 se produjo en Soria (2,04 días y 24.253 pernoctaciones), seguida de Salamanca (1,75 días y 123.716 pernoctaciones), Valladolid (1,66 días y 65.376 pernoctaciones), León (1,60 días y 79.737 pernoctaciones), Zamora (1,56 días y 26.845 pernoctaciones), Palencia (1,53 días y 18.164 días), Ávila (1,52 días y 38.636 pernoctaciones), Burgos (1,51 días y 75.204 pernoctaciones) y Segovia (1,44 días y 33.308 pernoctaciones).

 

   El mayor grado de ocupación por plazas en abril fue del 36,54 por ciento, en el caso de Salamanca, seguida de Burgos (27,84 por ciento), Ávila (26,38), Zamora (26,22), Valladolid (25,92 por ciento), León (23,44), Segovia (20,26), Soria (20,19) y Palencia (19,20 por ciento); la media regional ascendió a 26,52.

 

   En Castilla y León había 1.403 establecimientos de estas características abiertos en el pasado mes con un número de plazas estimado de 60.671 y una capacidad de empleo de 6.657 trabajadores.

 

   El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (292 y 11.303 plazas), seguido de Salamanca (214 y 11.186 plazas), Burgos (203 y 8.974 plazas), Valladolid (142 y 8.356 plazas), Segovia y Soria (130 establecimientos cada uno y 5.451 y 3.997  plazas, respectivamente), Ávila (107 y 4.854 plazas), Zamora (96 y 3.399 plazas) y Palencia (88 y 3.150 plazas).

 

   Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros bajaron un 8,3 por ciento en abril de 2013 respecto al mismo mes del año anterior, frente a una bajada del 4,1 por ciento para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 85,7 mientras que en España este índice es del 88,2 por ciento.

 

   Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en abril fue de 50,8 euros (66 euros en el resto del país), un 9,7 por ciento menos que en abril de 2012 (-3 por ciento menos en España).

 

   Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 15,4 euros en Castilla y León (33,7 en España)  con una evolución interanual del -26,7 por ciento (-8 por ciento menos a nivel nacional).