Los hosteleros sorianos prevén una contención de la demanda para esta campaña de Navidad

Los establecimientos de hostelería de la provincia de Soria prevén una contención de la demanda para esta campaña de Navidad, según un sondeo realizado por Asohtur (Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo).
SORIA, 21 (EUROPA PRESS)



Las impresiones transmitidas desde alojamientos hoteleros, restaurantes, bares y pubs hacen referencia a una contracción de las reservas y de la rotación de clientes, fenómenos que los negocios tratan de compensar aplicando bajadas en los precios y ofreciendo promociones especiales.

La situación que experimenta el sector hostelero es una consecuencia más del agudo empeoramiento de las condiciones económicas en las que se maneja un ciudadano que, para equilibrar su balance doméstico a favor de otras partidas, ha recortado fuertemente el gasto que antes realizaba en bares y restaurantes.

Según datos de la consultora Deloitte en su previsión de la campaña de Navidad 2012, las familias españolas gastarán estos días una media de 99 euros, cifra que supone un descenso del 50 por ciento respecto al año 2007.

Por segmentos dentro del sector turístico, los alojamientos turísticos de Soria presentan en general moderados niveles de reservas, mostrando una elástica fluctuación de porcentajes sobre la base del 50% para las fechas más representativas de Navidad como Nochebuena, Navidad y Nochevieja.

De cara a las festividades de Reyes, los índices de reservas son todavía inferiores a ese porcentaje, según la encuesta efectuada por Asohtur. La estancia media de los clientes es relativamente corta fijándose sobre los dos días.

Como atenuante y salvo excepciones, el sector de alojamientos soriano no marca la Navidad como una de las temporadas del año de especial potencial.

Muchos establecimientos aprovechan así estos días para cerrar sus puertas y conceder vacaciones a sus empleados.

MENOS CLIENTES

En lo que respecta a restaurantes, la encuesta realizada por Asohtur descubre una clara disminución del número de clientes. Este hecho se ha percibido de forma notoria en las reservas de cenas de Navidad.

Para paliar esta caída, los restaurantes han rebajado especialmente sus precios, ofreciendo menús sobre la escala de 35 euros. Tanto el pasado viernes 14 de diciembre como este viernes 21 de diciembre, se espera una mayor afluencia de personas en este sentido.

Para las próximas fechas, los restaurantes de la provincia estiman una reducción de reservas para las comidas de familia o amigos de estos días.

Los establecimientos prevén retener las tarifas de sus menús de Navidad para intentar atraer a un cliente cada vez más reticente a realizar este tipo de celebraciones fuera de casa.

En una línea semejante se mueve el sector de bares, bares especiales y pubs, que observa una progresiva bajada de la rotación de clientes desde que comenzara la crisis en 2008.

Como notas más destacadas, el sondeo efectuado detecta una caída del número de locales que realizarán cotillón de Nochevieja.

Los precios de las entradas a estos cotillones se colocan sobre los 50 euros. Además, los bares y pubs encuestados por Asohtur apuestan por una congelación de precios de venta al público, que no tienen previsto alterar durante Navidad.