Los hosteleros presionan al Ayuntamiento para que intensifique los controles en los locales de ocio nocturno

Fotos: Teresa Sala.

Un grupo de empresarios presentará un documento con cerca de 200 firmas con el objetivo de defender el ocio nocturno de la capital y evitar la "oferta de alcohol cada vez a precios más bajos".

La polémica que rodea al ocio nocturno en la capital salmantina sigue a la orden del día y los hosteleros, lejos de normalizar la situación, ven como ésta cada vez sufre mayores consecuencias negativas para su negocio.

 

Las sanciones ya impuestas por el Ayuntamiento a algunos locales nocturnos no son suficientes para un grupo nutrido de hosteleros que ha pasado a la acción y ha elaborado un documento en el que presionan al Consistorio de la capital para que ponga una solución dfinitiva al respecto de esta situación, "insostenible" para ellos.

 

Tal es así que el próximo lunes, un grupo de empresarios de la hostelería va a reunirse con el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, con el fin de presentarle este documento con cerca de 200 firmas en el que demandan el fin de esta situación y medidas más contundentes y directas para "aquéllos que incumplen la normativa, incitan al consumo de alcohol y tiran los precios".

 

Al menos eso es lo que han indicado varios hosteleros consultados por TRIBUNA, que han elaborado este escrito, en el que argumentan que "el prestigio del que gozaba la hostelería en Salamanca hasta hace unos años ha desaparecido y que se veía favorecido por la cultura, la zona monumental o la Universidad", también fuentes de riqueza.

 

El documento también destaca que desde la crisis que ha golpeado "al sector, un gran número de empresas del sector han dejado de interesarse por cualquier aspecto relativo al ocio que no sea el de ofertar alcohol a precios cada vez más bajos, banalizando claramente el sentido de este negocio y abocándole a una pérdida de identidad cada vez más acusada".

 

Asimismo denuncian prácticas irregulares basadas en el "sálvese quien pueda que no augura nada bueno ni para el futuro del sector, donde ya no se premia el esfuerzo o la capacidad de innovar del empresario sino solamente su habilidad para adaptarse a una irracional política de precios, ni para la imagen de la ciudad donde cada día son más visibles los efectos del consumo excesivo de alcohol", apuntan.

 

Tambien destacan a la Universidad como una de las protagonistas ya que también han planeado reunirse con el Rector y con dirigentes de la Junta de Castilla y León en caso de que su encuentro con el Ayuntamiento no satisfaga sus necesidades. Por tanto, en el documento elaborado señalan que no convendría olvidar "o subestimar las posibles repercusiones que en este se contexto se pudieran derivar hacia la Universidad, puesto que de seguir por el camino emprendido, la imagen que se proyectará al exterior es la de una hostelería preocupada solamente por ofrecer alcohol barato al estudiante, con la consiguiente alarma de aquellos padres que en un futuro tuvieran planeado enviar a estudiar a sus hijos aquí".

 

 

Ante esta situación, prosigue el escrito, un grupo de empresarios ha decidido que es hora de "dar un giro radical a la situación y así, después de la reunión mantenida con el Ayuntamiento el pasado día 16 de octubre en la que se trató esta cuestión y en la que éste se comprometió a intensificar los controles necesarios para que se cumpla la normativa que regula la venta y publicidad de alcohol. Para ello nos parece imprescindible la colaboración de la autoridad competente para que haga cumplir con celeridad esa normativa y posibilite que las obligaciones derivadas de su cumplimiento sean iguales para todas las empresas del sector, sin distinción alguna", concluye.

 

LA ASOCIACIÓN DE HOSTELERÍA SE DESMARCA

 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hostelería de Salamanca, Alain Saldaña, se ha desmarcado de esta iniciativa que solo conocen "de oídas pero que nadie nos ha comunicado nada y todo lo que no se haga por una vía oficial no tendrá nuestro apoyo", indicó.


Asimismo, hizo hincapié en que desde este colectivo se ciñen "al acuerdo con el Ayuntamiento mediante el que se sancionarán a los establecimientos que incumplan la ordenanza correspondiente y la ley de drogodependencia de Castilla y León. Ése es nuestro cometido y no nos pronunciamos ante algo que no depende de nosotros", afirmó.

 

Por último, destacó también que ya se han ejecutadom sanciones "a varios bares de acuerdo con la normativa vigente con la actuación de la Policía Local", tal y como se acordó en la reunión que mantuvieron responsables del Ayuntamiento, de los hosteleros y de la Policía Local con empresarios del ocio nocturno.

 

Así las cosas, un grupo mayoritario de hosteleros va a pasar a la acción presionando primero al Ayuntamiento, y en caso de no conseguir nada al respecto, pasarán a la acción con el Rector de la Unversidad y la Junta de Castilla y León, pero tampoco destacan alguna 'sorpresa' de última hora.