Los hombres ‘de peso’ en la Unión apelan a la responsabilidad del equipo

SITUACIÓN. “Aunque venga Mourinho, como los jugadores no quieran, esto no se saca”.
I. C.

Dos de los hombres de más peso en el vestuario unionisa, Moratón y Quique Martín, coinciden por separado en que esta situación en la que se ve inmerso el equipo blanquinegro sólo se arregla con un fuerte sentido de la responsabilidad entre los jugadores.

El cántabro, curtido en mil batallas, aseguraba ayer al término del entrenamiento: “El viaje de vuelta desde Albacete es de los más duros que he vivido como futbolista. Pero hemos hablado porque no se pueden bajar los brazos ya que, a pesar de hacer las cosas mal, quedan aún 10 jornadas y podemos tener opciones”, añadió.

El error a juicio de Moratón es: “El equipo entrena bien pero no damos la talla en el campo. Necesitamos un partido en que nos salgan las cosas bien para tener confianza. No es problema de actitud, quizá por la clase de equipo que somos no sabemos competir en este tipo de situaciones. Tenemos que estar más atentos sobre ciertas cosas que nos están quitando los puntos”, subrayó el central santanderino.
“No estamos dando la talla”
Moratón no se esconde a la hora de asumir responsabilidades, pero reconoce: “Ahora tenemos que jugar todos, esto es un deporte de equipo. Estamos todos en el mismo barco, no se puede excluir a nadie, ni nadie tiene más responsabilidad que otros. Yo tengo que aportar mi granito de arena. Siempre dije que una de las razones por las que la UDS me fichó era por mi experiencia, para poder transmitírsela a mis compañeros”.

En cuanto a los primeros rumores sobre otro cambio de técnico, Moratón añadió: Los que salimos ahí somos nosotros y los que no estamos dando la talla somos nosotros y de ahí nuestra posición. Aunque venga Mourinho, como los jugadores no quieran, no se saca esto adelante”. Cristalino.

Por su parte, Quique Martín que comenzó ayer su proceso de recuperación reconoció encontrarse “físicamente fastidiado y psíquicamente, resignado ante la situación”.
“Aquí seguramente no seguiré”
El asturiano reconoció que su intención es: “Tratar de estar lo antes posible por el hecho de ayudar lo que pueda o, por lo menos, despedirme en condiciones y terminar la temporada con un mejor sabor de boca. La situación no es fácil porque estamos a cinco puntos y quedan pocos partidos. No debemos bajar los brazos porque cosas más difíciles se han visto”.
“Nos falta ganar y mentalizarnos de que nos estamos jugando mucho, seguramente hasta el futuro del club. Eso es motivación suficiente para intentar dar el máximo. En mi futuro no he pensado demasiado. Aquí seguramente no voy a seguir, primero he de recuperarme y luego ver si hay opción de seguir o ir por otro camino”, dijo.