Los hermanos DueĂąas, concentrados en altura con el Froiz

Se encuentran en Navacerrada durante 15 dĂ­as para preparar el final de la temporada

El Grupo Deportivo Supermercados Froiz estĂĄ realizando una concentraciĂłn en Navacerrada, hasta el prĂłximo fin de semana, para preparar el final de temporada, en el que la formaciĂłn ciclista gallega busca hacerse con los puntos necesarios para conquistar por cuarto aĂąo consecutivo el ranking nacional de ciclismo aficionado.

La elecciĂłn de Navacerrada se debe a su altitud, ya que los nueve corredores concentrados estĂĄn durmiendo a mĂĄs de 1.300 metros y ademĂĄs estĂĄn realizando entrenamientos ascendiendo a montaĂąas de cerca de 1.900 metros.

El entrenamiento en altitud favorece al rendimiento por la adaptación del cuerpo a las duras condiciones. “Estamos entrenando con un aire que tiene un 30 por ciento de oxígeno, mientras que a nivel de mar el porcentaje es de 40”, explica Ángel Vallejo que a pesar de su larga trayectoria está realizando su primer stage en altura. “Durante varios años alquilaba una cama hiperbárica en la que dormía un mes antes de la disputa de la Vuelta a España, pero ésto es mejor”

Durante estos 15 dĂ­as los nueve corredores concentrados estĂĄn realizando tres tipos de entrenamiento que van alternando. Uno de mĂĄximo rendimiento que consta de un recorrido de mĂĄs de 170 kilĂłmetros en los suben entre tres y cuatro puertos, entre ellos NavafrĂ­a, Cotos (Morcuera), Abantos, Jarosa o Canencia, todos ellos de mĂĄs de 1.500 metros de altitud.

El segundo está catalogado de media dificultad con uno o dos puertos, mientras que la tercera sesión es de recuperación. “Una de las grandes ventajas de esta zona es que en pocos kilómetros hay siete u ocho puertos de bastante altitud, por lo que se pueden confeccionar diferentes entrenamientos”, explica Moisés Dueñas.

Esta concentración está prevista celebrarse a principios del mes de junio para preparar el Circuito Montañés, que era el gran objetivo de la temporada pero su suspensión “hizo que variáramos los planes”, explica Evaristo Portela que reconoce “que a partir de ese momento ganar el ranking se convirtió en nuestro principal objetivo, por lo que aplazamos el stage para esta época del año para preparar las vueltas que nos quedan”.

Tras la disputa de la Vuelta a LeĂłn y Toledo, que fueron las dos Ăşltimas carreras de los gallegos, las siguientes citas serĂĄ la ronda a Palencia que estĂĄ destinada a ciclistas sub 23, la Vuelta a Salamanca, la de Cantabria, la del AmpurdĂĄ y la Volta a Galicia, que es otro de los grandes objetivos del conjunto pontevedrĂŠs.

Durante esta concentración los corredores alimenticios subieron la Bola del Mundo, a la que volverán a ascender la próxima semana. Varios de los corredores ya la conocían, pero otros como Ángel Vallejo no. “Es una subida muy dura porque es una pista que ni si quiera estar asfalta”, señala el palentino que “ahora entiendo las imágenes del año pasado. Es una subida inhumana, que es todavía peor si las piernas vienen cargadas de tres semanas de carrera”.

En Navacerrada estån concentrados Aser EstÊvez y Carlos Bruquetas, que se incorporaron el jueves tras la disputa de la Vuelta a Toledo, así como los hermanos Dueùas, MoisÊs y HÊctor, Ángel Vallejo, Raúl García de Mateos, David Abal, Antonio de Segovia y Antonio Cobos.

Además de mejorar el rendimiento la concentración es una excelente oportunidad de convivencia “en un equipo que tiene un gran ambiente. Durante 15 días estamos nueve corredores que nos dedicamos a entrenar y después a convivir porque a casi dos mil metros de altura no hay muchas oportunidades de ocio”.