Los Hermanos Cubero actuarán el sábado en los Jardines de Santo Domingo en el XVI Festival de Etnohelmántica

En el apartado escénico, destacan “Lo que cuentan las piedras” en el Patio Chico y “Suena que algo piedra” en la Cueva de Salamanca. Cythara Duet actuará en la Cueva de Salamanca el sábado, a las ocho de la tarde.

Segunda cita con el XVI Festival de Etnohelmántica este sábado, a las diez y media de la noche, en los Jardines de Santo Domingo. En esta ocasión serán los Hermanos Cubero quienes ofrecerán un concierto en el que el eco musical popular de la Alcarria, de donde ellos proceden, se alía con el bluegrass de Kentucky, cuna de uno de los artistas que más reconocen que ha influido en su música, el mandolinista Bill Monroe.

 

El otro pilar que sustenta el sonido de Los Hermanos Cubero se encuentra en la influencia del folklorista segoviano Agapito Marazuela que, con la dulzaina y tamboril castellanos, dignificó las músicas tradicionales españolas.

 

La otra cita musical del fin de semana será en la Cueva y tendrá como protagonista al grupo Cythara Duet, que interpretará una selección de obras de afamados compositores barrocos como Teleman y Corelli para dar paso después a la época más clásica con la interpretación de dos dúos de Mozart. Finalizarán el concierto con adaptaciones de canciones del mundo del jazz y bandas sonoras. Será el sábado a las ocho de la tarde.

 

La Cueva también acogerá nuevas representaciones de la obra “Suena que algo piedra” el viernes y el sábado, a partir de las nueve de la noche.

 

Esos dos mismos días, a las diez de la noche se proyectará el audiovisual “500 años no son nada” en la Plaza Juan XXIII.

 

La programación escénica la completará la obra “Lo que cuentan las piedras” escrita, dirigida e interpretada por la compañía salmantina Esfinge Teatro. Será el sábado, a las ocho de la tarde, en el Patio Chico. En esta obra dos piedras cobrarán vida para transmitirnos sus conocimientos atesorados durante cinco siglos de existencia de la Catedral. En la primera parte nos relatan cómo, en qué momento y circunstancia se sucedieron las obras de la misma, hasta su finalización en el año 1733. Y en la segunda parte nos contarán una leyenda sobre la historia de amor entre el organista y una joven feligresa, salpicada de múltiples obstáculos.

 

Y por último, el sábado a las 12’45 y el domingo a las 12’45 horas, nuevas rutas familiares por la Catedral.