Los gogós ponen el punto picante a las celebraciones

Parece que fue ayer cuando comenzaron y ya las están despidiendo. Los vecinos de Miranda de Azán dijeron ayer adiós a las fiestas de su patrón, San Cristóbal, con un buen número de actos organizados para todos los públicos.
Lorena Lago

La noche del sábado fue larga y continuó hasta altas horas de la madrugada gracias al participativo espectáculo de gogós organizado por el bar Las Tenadas. Sin embargo, y a pesar de que la fiesta se prolongó más de lo previsto, muchos vecinos quisieron también levantarse para honrar con una eucaristía a su patrón. San Cristóbal fue llevado a hombros por los vecinos del municipio por las calles, momentos antes de que diera comienzo la paella popular. Por ese entonces el calor apretaba, y a pesar de que había alrededor de 650 raciones encargadas, no fue tan alto el número de comensales que finalmente se animó a disfrutar de este tradicional plato en la calle.

Tras ello llegó uno de los momentos más esperados sobre todo por los jóvenes, pues bien entrada la tarde se batieron en un duelo de los que no hacen daño y se sirven únicamente de espuma.

Y como después del esfuerzo lo mejor es recobrar fuerzas con una buena comida, la Asociación de Mujeres del municipio brindó a los vecinos la oportunidad de degustar unas tortillas en la tercera edición de su fiesta.

La extensa jornada concluyó bien entrada la noche, cuando los vecinos se retiraron a descansar después de haber disfrutado de la proyección de la película Planet 51.

Así, un año más y a falta de que el próximo sábado el bar Las Tenadas celebre un espectáculo de Drag Queens, unos fastos que se han visto recortados por la disminución del presupuesto pero no por el ánimo de los vecinos, que han respondido de una manera muy favorable durante los días que se ha prolongado la fiesta.