Los Gasol, Ricky, Ibaka, Calderón y Claver buscan su reinado en la NBA

Víctor Claver ha sido el undécimo español en cruzar el charco
El ala-pívot español de Los Angeles Lakers, Pau Gasol, encara una nueva temporada en la NBA con el sueño de olvidar las últimas grises campañas marcadas por los resultados y su futuro, aspirando a volver a lograr un anillo de campeón, al tiempo que ejercerá de anfitrión de un Víctor Claver que se une a los Marc Gasol, Serge Ibaka, José Manuel Calderón y a Ricky Rubio en esta aventura en la mejor Liga de baloncesto.

Y es que el valenciano da el salto a la NBA esta temporada, recalando en unos Portland Trail Blazers por los que han pasado varios españoles como Fernando Martín, Sergio Rodríguez y Rudy Fernández, y convirtiéndose así en el undécimo jugador español en defender la elástica de una franquicia estadounidense.

Con diferentes motivaciones y objetivos encaran los españoles, que vienen de reeditar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, su participación en este curso de la NBA. Pau Gasol, líder de la representación española, confía en ganar en tranquilidad esta campaña, que no ha empezado muy bien para unos Lakers, que han firmado una pésima pretemporada.

La llegada de Dwight Howard y de Steve Nash a la franquicia angelina deberían ayudar a los Lakers a volver a imponer su hegemonía, algo que no han logrado en las dos últimas temporadas, por lo que Pau Gasol espera volver a tener un papel de actor principal en esta ilusionante campaña donde aspira a volver a figurar entre los elegidos para el 'All Star'.

Con el deseo de seguir creciendo y evolucionando en su juego se presenta el pívot congoleño, pero con pasaporte español, Serge Ibaka. Tras luchar por el anillo el año pasado con los Oklahoma City Thunder, el 'center', recién renovado por cuatro temporada, sueña con seguir mostrando su poderío intimidatorio y brillando en esta competición, ayudando a los suyos a repetir al menos lo conseguido la pasada campaña.

Por su parte, Marc Gasol también quiere volver a tener un papel protagonista esta temporada. Consciente de que se ha convertido en uno de los jugadores franquicias de unos Memphis Grizzlies, que se han abonado en las últimas campañas a disputar los 'play-offs', el catalán quiere seguir siendo un hombre importante en los de Tennessee y aspirar a 'colarse' como la temporada pasada en el 'All Star'.

PENDIENTES DE LA RECUPERACIÓN DE RICKY Y DE LOS MINUTOS DE CALDERÓN
Mientras, todos estarán muy pendientes de la recuperación del base español de los Minnesota Timberwolves, Ricky Rubio. El de El Masnou, tras una grave lesión que le ha obligado a estar fuera de las canchas casi toda la temporada y perderse la cita olímpica, apura su recuperación para intentar estar de vuelta por Navidad.

Rubio, que deslumbró en sus primeros encuentros en la NBA, deberá volver a empezar de cero esta campaña para recuperar el nivel y la magia que atesora e intentar llevar a unos 'Wolves', que le esperan con ganas y que se han reforzado para ofrecerle un gran equipo al que dirigir.

Mientras que el base extremeño José Manuel Calderón también encara una campaña diferente al frente de los Toronto Raptors. El de Villanueva de la Serena, uno de los más veteranos en la franquicia canadiense, volverá a tener un duelo de minutos en casa y con su compañero Kyle Lowry, con el que se jugará quién ocupa el puesto de titular y los minutos sobre el parqué, tras una pretemporada marcada por intensos rumores sobre su posible salida de la franquicia canadiense.

Por último, el ala-pívot español Víctor Claver será el debutante nacional esta temporada y milita en unos Portland Trail Blazers, donde primero recaló Fernando Martín, el encargado de abrir camino a los españoles en la NBA, y que en las últimas campañas había tenido color hispano con la presencia de Sergio Rodríguez y Rudy Fernández.

Claver, ilusionado ante este nuevo reto y tras convertirse en el undécimo español en cruzar el charco, les toma el relevo en esta campaña donde aspira a ganarse la confianza de su entrenador, encontrar su rol en la franquicia de Oregon y de gozar de minutos para demostrar que su elección de abandonar la Liga Endesa por la NBA fue acertada.