Los ganaderos tendrán que pagar tres euros por cada animal tratado tras la decisión de las Asambleas

Pese a la medida, muchos ganaderos se niegan a pagar y abandonarán estos colectivos sanitarios

Los ganaderos de la comarca de Ledesma tendrán que pagar por cada animal que supervise la Agrupación de Defensa Sanitaria (ADS) de esta zona de la provincia de Salamanca. Al menos fue ésa la conclusión a la que han llegado después de varias reuniones con los ganaderos y las posteriores votaciones para resolver una situación que se ha vuelto tensa para los profesionales.

De hecho, hay muchos ganaderos que no acudieron a las asambleas e incluso, fuentes consultadas por este diario señalan que ha habido “manipulaciones en esas votaciones ya que a muchos ganaderos que no acudieron a las reuniones les hicieron firmar un papel creyendo que no era para aceptar pagar esa cuota por animal, cuando en realidad sí lo era y por eso ha salido este resultado”, destacan.

La cuantía a pagar es de tres euros por cada Unidad de Ganado Mayor (UGM) con diferentes tasas para otras clasificaciones, algo que muchos ganaderos no están dispuestos a hacer y por eso han abandonado este colectivo.

Esta decisión viene motivada por el temor de los ganaderos a la desaparición de estos colectivos con motivo de la crisis económica y los recortes de la Administración regional en todos los sectores.

Tampoco hay que olvidar que las ADS las gestionan los ganaderos, pero en el caso de la de la comarca de Ledesma son los veterinarios los que lo hacen y el descontento de los profesionales es tal que aún no se sabe dónde puede desembocar la situación.