Los ganaderos endurecen sus críticas contra la Consejería

‘Lengua azul’. Lo productores denuncian una vez más la “la desidia” de la Administración regional así como que no haya convocado aún la mesa, que quedará para el comienzo del saneamiento ganadero
Chema Díez

Los ganaderos de la provincia de Salamanca endurecen sus protestas contra la Administración regional por su “pésima” gestión en el asunto de las indemnizaciones por la vacunación contra la lengua azul. Este hecho sigue coleando entre los profesionales que ven cómo con el paso del tiempo la Junta de Castilla y León “no toma cartas en el asunto” y sigue sin convocar de nuevo la mesa ganadera, que se fijará para el comienzo del saneamiento animal.

Otra de las reivindicaciones de los ganaderos hace referencia a los pagos compensatorios “confirmados por el director general de ProducciónAgropecuaria, Baudilio Fernández Mardomingo, y que ahora dice que no hay dinero para ello”.

Así las cosas, los profesionales prometen tomar cartas en el asunto si no reciben pronto una contestación en firme y cumple todos los requisitos señalados. Además, piden que dejen de ampararse en el artículo 21 que apunta que la vacuna no tiene relación causa-efecto en la muerte de los animales.
“Ya sabemos que no es causa-efecto; pero la vacuna debilita al animal y disminuyen sus defensas y mueren por enfermedades por las que antes no pasaría nada”.

Esta protesta es, además, unánime entre las asociaciones y profesionales de la provincia de Salamanca, pese a la discrepancia de la Asociación Ganadera 19 de Abril, que en un comunicado critica a las Organizaciones Agrarias.

Además, las distintas asociaciones ganaderas de la provincia mantuvieron una nueva reunión por los graves problemas ocasionados por la aplicación de la vacuna de lengua azul. “Todos estemos plenamente convencidos que los daños guardan una relación directa con la vacuna. Todas las asociaciones ganaderas consideramos oportuno hacer partícipes de dicha reunión a las Organizaciones Profesionales Agrarias (Asaja, COAG y UPA) como entidades representativas del sector”. Asimismo, apuntan que la gravedad y magnitud del problema “hacía y hace necesario el consenso de todos. Pero, ningún representante de ninguna de las tres OPA asistió al encuentro”.

Sin embargo, no es bueno crear esta polémica entre representantes que defienden lo mismo “y debemos centrarnos en defender el origen del problema y no si unos acuden a una reunión y otros a otra”, señalan profesionales afectados.

Hay que recordar que la vacunación ha terminado con la vida de muchas cabezas de ganado de la provincia de Salamanca y que muchos de ellos se han quedado sin ningún pago compensatorio.

Ayudas para la vacuna
Por otro lado, el Consejo de Ministros aprobó ayer un acuerdo para la cuarta ampliación económica del presupuesto destinado a la adquisición de vacunas para hacer frente a la enfermedad animal conocida como lengua azul, por importe de 12 millones de euros. Según un comunicado del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), esta nueva ampliación económica se une a los 40 millones de euros autorizados por el Consejo de Ministros en abril de 2008 para hacer frente al Plan de Emergencia de Vacunación Masiva contra la enfermedad. Respecto a la situación actual de la enfermedad, destacó que, a finales de julio, el serotipo 1 del virus de la lengua azul reapareció en Portugal cerca de la frontera con Galicia, y que a las pocas semanas se detectó la circulación de dicho serotipo en Orense y Pontevedra y posteriormente, en León, Zamora, Salamanca, Extremadura, Madrid y Toledo. Por otro lado, subrayó que el serotipo 1 circula en la actualidad además de en Francia, en Argelia, Túnez y Marruecos, lo que, según reseñó, “pone en serio riesgo” el sur de la península ibérica.