Los futbolistas del Eibar que difundieron un vídeo sexual se pueden enfrentar a un año de prisión

Jefe de grupo de la UDEF frente al ordenador, policía nacional, agente

"Lo que entra en Internet no sale de Internet", aconseja la Policía, que insiste en la importancia de denunciar cuanto antes.

Los futbolistas del Eibar que difundieron un vídeo sexual con una mujer se pueden enfrentar hasta a un año de prisión, según la última reforma del Código Penal de 2015. Tras este nuevo caso, la Policía ha insistido en la importancia de denunciar cuanto antes cualquier abuso relacionado con el 'sexting', ya que, como ha explicado Eduardo Casas, agente destinado en la Brigada de Investigación Tecnológica, "lo que entra en Internet no sale de Internet".

El Código Penal fijó por primera vez en 2012, tras el caso de Olvido Hormigos, que compartir vídeos íntimos sin permiso en la red sería delito, aunque la grabación se realice con el consentimiento de la víctima. La justicia puede incluso actuar contra quienes redistribuyan el contenido, con penas que se pueden elevar hasta los nueve años de prisión si la víctima es un menor de 16 años.

Este mismo viernes, la Policía ha informado de la detención de tres personas en Valencia, Castellón y Cartagena por embaucar a una niña de 12 años para obtener imágenes suyas de contenido sexual, evitando así la posterior difusión a través de Internet y la doble victimización de la menor.

La Brigada de Investigación Tecnológica reconoce que sigue siendo una incógnita por qué se viralizan algunos contenidos y otros no. También recuerda que, a pesar de los avances en la legislación española, siguen existiendo "limbos importantes" porque los contenidos suelen alojarse en páginas donde España no tiene competencias para actuar, por ejemplo a través del navegador Tor.

En cualquier caso, la recomendación es denunciar primero los enlaces y después solicitar la retirada del contenido, y no al revés. Otro consejo básico, y recurrente, es seguir las recomendaciones de las autoridades policiales.

"La mayoría de los vídeos o imágenes de adultos se difunden por venganza", recuerda el agente Casas. La inspectora Silvia Barrera, igualmente adscrita a la unidad de Investigación Tecnológica, recomienda antes de grabar un vídeo con contenido sexual que se piense que la persona que hoy es digna de tu confianza te puede traicionar. "Puede convertirse en tu peor enemigo", subraya.

La Fiscalía General del Estado viene constatando cada año un incremento de actos del llamado 'sexting', una práctica que, gracias a la nueva regulación del artículo 197.7 del Código Penal. Concretamente, en su informe de 2015 ha alertado de que los jóvenes, al ser los que más uso hacen de Internet, también son los más expuestos a delitos cometidos a través de las nuevas tecnologías, "no sólo de las conductas que atacan su libertad o indemnidad sexual sino también de otro tipo de actividades ilícitas como las amenazas, el acoso o los atentados contra la intimidad personal".