Los fraudes a las aseguradoras aumentan un 26% en un año

Con la crisis económica los bolsillos se resienten y muchas familias tienen dificultades para llegar a fin de mes. Esta situación lleva a agudizar el ingenio y realizar actuaciones, algunas de ellas ilegales, para conseguir ingresos en el hogar.
Esmeralda Gómez

Así, una de estas prácticas, cada vez más habituales, consiste en el fraude a las aseguradoras. Este sector está percibiendo un aumento en los casos de estafa, como se refleja en el informe elaborado por la asociación ICEA, especializada en la investigación cooperativa entre entidades aseguradoras y fondos de pensiones, que ha realizado un estudio sobre las 21 entidades de mayor importancia en el país. Salamanca no escapa de este tipo de fraudes y en 2009 –últimos datos publicados por la asociación– se registraran 1,7 casos de estafa al día.

Las compañías de la provincia contabilizaron durante el año 2008 un total de 468 casos de fraude, cifra que alcanzó los 631 durante 2009, lo que en términos porcentuales representa un incremento del 25,8% de las estafas en sólo un año. Por ramos, el mayor grosor de los delitos se localizó en el sector automovilístico, 491 casos detectados, un 77,8% de los fraudes. Acuerdos con terceros para cobrar accidentes y reparaciones; y los partes y facturas infladas para elevar el reembolso de pólizas son algunas de las prácticas más frecuentes. El resto de fraudes se concentra en el apartado titulado seguros diversos y responsabilidad civil (materiales y corporales) y tan sólo se detectaron ocho casos relacionados con seguros de vida, accidentes y salud.

Las compañías están percibiendo que, sobre todo, en los robos cometidos en viviendas, los inquilinos engrosan la cuantía de lo sustraído para recibir una mayor indemnización. En la Comunidad de Castilla y León, Valladolid encabeza en ránking de provincias con más fraudes detectados durante 2009, 1.356; seguida de León (979); Burgos, con 718 casos detectados; en cuarto lugar se sitúa Salamanca (631 fraudes); 351casos en Segovia; 331 en Ávila; 305 en Zamora; 259 fraudes en Palencia y, a la cola se sitúa Soria, con 154 estafas.

Evolución
Ávila ha sido la provincia que ha experimentado un mayor incremento durante los dos últimos años, con un 35% más de fraudes en 2009 respecto al año anterior; las estafas en Zamora, Burgos, Salamanca, Segovia, Palencia y Valladolid aumentaron en torno al 20-28%; León cuantificó un incremento del 14,71%. Mientras que Soria destaca por registrar el menor aumento en esta tipología de delitos, sólo un 5,2%. En total, en la región se contabilizaron 5.084 fraudes.

El informe puntualiza que aunque el número de fraudes se haya incrementado, este aumento también se debe a una mejora de la capacidad de detección de las aseguradoras, las cuales pese a la crisis han invertido una importante cuantía con el fin de detectar los mayores casos de estafa posibles. Ante este incremento significativo de los fraudes por parte de los asegurados, las compañías mantienen estrictos seguimientos para evitar este tipo de estafas, que están tan de moda desde que se inició la crisis. Así, algunos de los indicios que permiten a la aseguradora sospechar de un posible fraude se encuentran en los antecedentes del asegurado; conocer si tiene problemas económicos; prestar especial atención si la contratación o ampliación de coberturas se solicitaron en fechas próximas al siniestro; por el relato del siniestro; por el nerviosismo o las contradicciones que manifiesta el asegurado a la hora de relatar el accidente; la desproporción de los daños o lesiones con el siniestro sufrido; inspecciones oculares; en caso de haber heridos, comprobación de las lesiones; y la localización de testigos, etc. También juegan un papel fundamental los peritos, quienes comprueban la magnitud de lo denunciado.