Los expertos salmantinos coinciden en recomendar una dieta equilibrada frente al último informe de la OMS

El Colegio de Médicos dedicó ayer una jornada especial a un debate entre expertos sobre el último informe de la OMS sobre el consumo de carne roja y procesada. Los especialista se decantaron por mantener una dieta mediterránea y por ver el estudio como una oportunidad para mejorar la alimentación.

El Colegio de Médicos de Salamanca ha congregado esta tarde a cuatro expertos sanitarios para debatir sobre el consumo de carne y la salud, con especial atención al caso reciente sobre la incidencia de cáncer de colon, a raíz de un estudio de la OMS. Una cita abierta a los salmantinos y pensada, como explicó el presidente del Colegio, Manuel Gómez Benito, para arrojar algo de luz ante el impacto de las últimas noticias. “Al salir en la prensa de información general es peligroso”, argumentó, “y hay que explicarlo para que la población se vea informada; para eso está nuestro colegio”. En su opinión, “no hay duda de que la alimentación tiene su repercusión en los problemas de salud, pero también hay que poder explicar los titulares”.

 

José Antonio Mirón Canelo, profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la USAL, ha sido el organizador de la jornada, la cual justificó porque “existe una alta sensibilidad en todo lo relacionado con el cáncer, ya que se asocia a la muerte, y de hecho es la primera causa de muerte prematura, antes de los 65 años”.

 

Para el doctor Mirón, lo mejor del informe de la OMS es que supone “una oportunidad para la prevención, no es una amenaza”. Por eso, opina que hay que tenerla en cuenta y ofrece la posibilidad de convencernos de que comer menos carne fomenta un estilo de vida saludable, aunque no hay que dejar de comerla. “Comerla prudentemente, no se puede comer todos los días, es una recomendación de siempre, que viene a confirmar lo que ya sabíamos”, aclara.

 

 

 

En una línea similar se expresó Myriam Beaulieu Oriol, como especialista en Endocrinología y Nutrición del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. Explicó el posicionamiento de la Sociedad Nacional de Endocrinología y Nutrición que, hasta la fecha, no ha modificado sus directrices en cuanto a los temas de alimentación y recomendaciones nutricionales. Todas ellas, manifestó la doctora  Beaulieu, “van dirigidas en torno a dieta mediterránea, con una ingesta escasa de carnes procesadas y sin demonizar a un tipo de alimento, ya que hay que destacar que la carne roja también es beneficiosa por el aporte de proteínas de alto valor biológico”. En definitiva, abogó por “mantener el patrón de la alimentación de la dieta mediterránea”.

 

Juan Jesús Cruz Hernández, catedrático y jefe del servicio de Oncología Médica del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, reconoció que “la dieta en relación con el cáncer es uno de los grandes factores de riesgo y, en teoría, si se modifica pueden evitarse muchas muertes”. No obstante, aseguró que es muy difícil establecer “una relación causa efecto que marque los límites de forma estricta”. Para este prestigioso oncólogo salmantino “la dieta equilibrada sigue siendo lo mejor para todo, la salud en general”. El doctor Cruz recuerda que ya se ha dicho en muchos estudios que la carne roja y la procesada aumentan el riesgo de ciertos tipos de cáncer, de colon, de próstata o de endometrio… ahora lo que la OMS dice es que “el riesgo es mayor que el que se conocía, lo cual es interesante pero no determinante”.

 

Finalmente, intervino el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Salamanca, Javier Román Paz, quien explicó el proceso y las garantías de la carne desde su producción hasta su consumo.