Los Estados Miembros de la UE votan la iniciativa de Ciolos para ayudar a los productores de verduras

Los Estados Miembros de la Unión Europea votaron, en una reunión del Comité de Gestión, ayer en Bruselas, un paquete de ayuda de emergencia para los productores de verduras frescas por un valor de 210 millones.
Este plan, propuesto por el Comisario Europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Cioloş, permitirá a la UE pagar a los productores de pepinos, tomates, lechugas, calabacines y pimientos los productos que han tenido que retirar del mercado desde el 26 de mayo, como consecuencia del brote de E. coli en el norte de Alemania.

La decisión prevé el pago de un porcentaje máximo del 50% del precio de producción habitual del mes de junio. La cifra final sólo se conocerá el 22 de julio cuando los Estados miembros confirmen los volúmenes de hortalizas que deberá ser cubiertos por estas ayudas.

El esquema también proporciona una cierta flexibilidad adicional a las organizaciones de productores para compensar a los agricultores asociados, por la retirada de las verduras del mercado. El Reglamento de la Comisión que establece estas ayudas se publicará en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas en los próximos días, después de lo cual los productores pueden presentar sus solicitudes.