Los establecimientos de turismo rural registran en 2011 más de 150.000 pernoctaciones

En la provincia había abiertos el pasado año un total de 462 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.735 y 654 personas empleadas
Un total de 626.829 viajeros pasó por los alojamientos de turismo rural existentes en Castilla y León a lo largo del año 2011, lo que supone un incremento del 5,02 por ciento respecto a los viajeros computados en 2010 (596.843), según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos emitida por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, en Castilla y León las pernoctaciones en alojamientos rurales el pasado año alcanzaron las 1.419.872, un -1,08 por ciento respecto a 2010 (1.435.415 pernoctaciones), de las que 1.316.749 fueron de residentes españoles mientras que las 103.121 restantes procedieron de residentes en el extranjero.

Estas cifras mantienen a Castilla y León como la primera región en número de pernoctaciones en el año 2011, seguida por Cataluña (925.664), Asturias (668.926) y Baleares (594.712), entre otras. No obstante y según la misma Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, la estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del pasado año fue de 2,27 días, por debajo de la media nacional (2,83 días).

En total, el número de viajeros en el año 2011 en Castilla y León alcanzó los 626.829 (2.714.066 en toda España), de los que 581.476 (2.378.653 en todo el país) eran residentes en España y 45.352 (335.413 en todo el país) en el extranjero.

Respecto al número de alojamientos abiertos en Castilla y León en 2011 ascendió a 3.188 (15.037 en España), con 28.786 plazas estimadas (137.727 en todo el país) y el personal empleado ascendió a 4.755 (22.040 en el país). De este modo, Castilla y León se convierte en la comunidad que más personas emplea en turismo rural, seguida de lejos por Cataluña (2.247), Castilla-La Mancha (2.181) y Andalucía (2.108).

Por su parte, el grado de ocupación en los establecimientos rurales de la Región fue del 13,41 por ciento por plazas (15,09 en el resto de España), 25,41 por ciento en cuanto a las plazas en fin de semana (25,17 por ciento como media nacional) mientras que por habitaciones la ocupación se situó en el 15,23 por ciento, frente al 17,38 del resto del país.

El grado de ocupación más elevado correspondió a Baleares, con un 45,24 por ciento de las plazas ocupadas en 2011. Por fines de semana, la más ocupada fue también Baleares, con un 48,58 por ciento, seguida de La Rioja (38,11), Navarra (37,32) y Cataluña (34,07).

Seis provincias entre las quince con más pernoctaciones
Entre las quince provincias con un mayor número de pernoctaciones en establecimientos rurales durante el año 2011 se encuentran Ávila (289.724 pernoctaciones y segundo puesto en el ranking), Segovia (198.643 pernoctaciones y séptimo puesto), León (174.892 pernoctaciones y décimo puesto), Burgos (163.417 pernoctaciones y duodécimo puesto), Salamanca (157.692 pernoctaciones y puesto número trece) y Soria (155.434 pernoctaciones y puesto número catorce).

La estancia media en estas seis provincias fue de 2,37; 1,99; 1,94; 2,27; 2,53 y 2,53 días, respectivamente. En cuanto al número de viajeros, los establecimientos rurales de estas provincias recibieron la visita de 122.463, 99.660, 90.018, 72.087, 62.275 y 61.534 personas, respectivamente.

En Ávila había abiertos en 2011 un total de 735 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 5.621 y 1.161 personas empleadas mientras que Segovia contaba con 375 establecimientos de turismo rural abiertos con capacidad de 3.510 plazas y 539 puestos de trabajo creados.

Por su parte, en León había abiertos en 2011 un total de 435 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 4.058 y 715 personas empleadas y Burgos tenía 321 establecimientos con 3.380 plazas y 398 puestos de trabajo creados.

En Salamanca había abiertos el pasado año un total de 462 establecimientos rurales con un número de plazas estimadas de 3.735 y 654 personas empleadas mientras que Soria contaba con 292 establecimientos de estas características con capacidad de 2.846 plazas y 396 empleos creados.

Por procedencia, Madrid fue la comunidad que aportó más viajeros a la comunidad castellanoleonesa en 2011 (48,50 por ciento), seguida de Castilla y León (16,64 por ciento), País Vasco (7,44 por ciento) y Galicia (4,34 por ciento).

Las viajeros españoles que más pernoctaron en los alojamientos de turismo rural de Castilla y León durante el pasado año también fueron los madrileños (45,39 por ciento), seguidos de los propios castellanoleoneses (15,87), los vascos (8,47) y los catalanes (4,18).

Por su parte, el índice de precios de alojamientos de turismo rural aumentó un 0,58 por ciento en Castilla y León a lo largo de 2011, ligeramente por debajo de la media nacional (0,64 por ciento).

Datos de diciembre
Por su parte y según los datos del último mes, los viajeros que pasaron por los alojamientos de turismo rural de Castilla y León alcanzaron los 52.564 (un 2,52 por ciento menos) con 115.994 pernoctaciones (un 17,13 por ciento menos), de las que 113.074 fueron de residentes españoles mientras que las 2.920 restantes procedieron de residentes en el extranjero.

La estancia media en los establecimientos rurales de Castilla y León a lo largo del pasado mes fue de 2,21 días, por debajo de la media nacional (2,47 días).