Los españoles Droiders presentan su aplicación de RA para Google Glass

El dispositivo presenta al usuario un mundo enriquecido mediante realidad aumentada.

La compañía española Droiders ha presentado una aplicación que ofrece una experiencia de realidad aumentada similar a las que abundan para móviles y 'tablets' y que integran objetos virtuales en objetos reales mediante el reconocimiento de imágenes.

 

Julián Beltrán, presidente de Droiders, instalada en la aceleradora de empresas de base tecnológica del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM), impulsado por el Instituto de Fomento, vía Consejería de Industria, Empresa e Innovación, ha presentado la aplicación explicando el funcionamiento de la misma y sus posibles usos para algunos sectores de la sociedad.

 

Utilizando unos objetivos y Empowar, la aplicación que ha hecho esto posible, ha mostrado cómo a través del prisma que tiene y enfocando hacia la imagen con la cámara, los objetos virtuales aparecen como por arte de magia. En el vídeo de presentación se puede ver cómo funciona la realidad aumentada y cómo se utiliza la aplicación con Google Glass, las diferentes imágenes aparecen en la lente de las gafas y girando la cabeza, la imagen gira a la vez.

 

Google Glass es un dispositivo formado por cámara, GPS, bluetooth, micrófono y un pequeño visor que permite al usuario ver una proyección y al mismo tiempo tomar imágenes y grabar vídeos, sólo con indicaciones de voz.

 

Esta aplicación es similar al uso que se le ha dado a la realidad aumentada en teléfonos móviles y cobra mucho más sentido en un dispositivo como Google Glass, que crea la sensación de que esos objetos efectivamente están ahí; las posibilidades que ofrece en el ámbito de la arquitectura, la ciencia, la tecnología y el diseño, entre otras, son infinitas. Desde ver un edificio en construcción hasta ver la explicación de una obra en un museo, Google Glass hace que la línea entre lo real y lo digital desaparezca.

 

Las gafas, que no estarán disponibles hasta 2014, también funcionan emparejado de forma inalámbrica a otros dispositivos como el smartphone, mostrando avisos y notificaciones en la pantalla. Las gafas se encienden levantando la cabeza y se activan diciendo 'Ok, Glass', a partir de ahí ya se pueden dar las órdenes, como por ejemplo 'Take a picture', momento en el que hará un foto de lo que el usuario esté viendo.

 

La información adquirida se puede observar en el smartphone y en las gafas, a través del proyector que tiene. Google Glass reacciona como un asistente de voz, cuando hay ruido el dispositivo distingue perfectamente la voz del propietario gracias a las vibraciones de su laringe, lo que hace que funcione mejor que otros asistentes.