Los españoles, con dificultades para leer 'El Quijote' o comprender la factura de la luz

Nuestro país a la cola en comprensión lectora y competencia matemática entre 23 países. Las cifras mejoran en edades entre 55 y 65 años y de 45 y 54 años.

 

La mayoría de los españoles entre 16 y 64 años se pierde en un texto de cierta profundidad como 'El Quijote' o presenta dificultades para comparar precios de hoteles o hallar el coste final de la compra del supermercado, según el Programa Internacional para la Evaluación de la Competencia en Adultos (PIAAC) de la OCDE, un estudio similar al informe Pisa, que analiza la competencia matemática y comprensión lectora de individuos de entre 16 y 64 años de 23 países.

 

España, con una muestra de 6.055 individuos, se sitúa de nuevo a la cola, sólo por encima de Italia en comprensión lectora, con 252 puntos, 19 puntos por debajo de la media de la OCDE y 21 por debajo de la de la Unión Europea (UE).

 

En matemáticas, ocupa el último puesto, con 246 puntos, 23 por debajo del promedio de la OCDE y 22 del de la UE. De los seis niveles, donde el 1 es el más bajo y el 5 el más alto, los adultos españoles se quedan de media en el nivel 2 en ambas materias.

 

Esta es una de las principales conclusiones de este informe internacional, presentado en España por la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, junto al secretario general adjunto de la OCDE, Yves Leterme, y al analista de PIAAC de la OCDE William Thorn. De los 23 países evaluados, Japón es el que se sitúa a la cabeza, tanto en comprensión lectora (296 puntos) como en matemáticas (282 puntos).

 

La proporción de adultos españoles en los niveles altos (4 y 5) es muy inferior a la del resto de países, pues sólo el 5 por ciento alcanza esas posiciones en comprensión lectora y el 4 por ciento en matemáticas, siendo la media de la OCDE de 12 y 13 por ciento, respectivamente. Sin embargo, la proporción es alta el los niveles más bajos: en comprensión lectora en el 1 o por debajo del 1 se sitúa el 27 por ciento y el 31 por ciento en matemáticas, mientras que las medias de la OCDE son de 16 y 19 por ciento, respectivamente.

 

JAPONESES DE FP, MEJOR QUE UNIVERSITARIOS ESPAÑOLES 

 

El informe refleja que existe relación positiva entre el nivel de estudios y los resultados en PIAAC. Sin embargo, hay diferencias entre países, pues en comprensión lectora los adultos japoneses titulados en Formación Profesional de grado medio o Bachillerato obtienen mejor puntuación (289 puntos) que los titulados universitarios o de FP superior españoles (287 puntos).

 

En matemáticas ocurre lo mismo: los titulados en FP de grado medio o Bachillerato de Países Bajos (284 puntos), Japón (282) o Suecia (280), entre otros, alcanzan un rendimiento superior que el de los licenciados o con estudios superiores de España (278 puntos).

 

Los autores de este estudio indican que los países con un alto nivel de rendimiento en PISA --la prueba que se hace a los 15 años-- también tienden a obtener buenos resultados en PIAAC, sobre todo cuando se trata de los individuos de edades de entre los 18 y los 27 años. Asimismo, aseguran que gran parte de la diferencia en lectura o matemáticas se atribuye, principalmente, a la formación recibida en Primaria y Secundaria.

 

Gomendio ha destacado que el efecto del origen socioeconómico de la familia sobre el nivel de conocimientos de los españoles es similar al de la mayoría de los países de la OCDE y de la UE, pero "siempre con puntuaciones inferiores". En este sentido, advierte de que si en España el nivel socioeconómico de la familia es bajo, medio o alto, el rendimiento de ese adulto se va incrementando, pero siempre con una puntuación inferior a la que obtienen adultos de entornos socioeconómicos parecidos de la OCDE o la UE.

 

En cuanto a los efectos de género, en las cohortes de mayor edad, los hombres tienen resultados ligeramente superiores a las mujeres, una diferencia que casi no se aprecia entre los jóvenes y esto se debe a que en los años sesenta y setenta había una proporción mayor de hombres escolarizados.

 

La "gran mejora" según la secretaria de Estado del nivel de los españoles en lectura y matemáticas se da entre 55 y 65 años y de 45 y 54 años, pero se estanca en las siguientes generaciones, a diferencia del resto de países en los que sí se avanza desde edades inferiores. "El avance en la adquisición de competencias se produce en las generaciones más antiguas que entran en este estudio", ha aseverado.