Los equipos de rescate concluyen el séptimo día de búsqueda sin éxito del joven desaparecido en el Pozo de los Humos

Las labores se han centrado tanto en el Pozo de los Humos como en las zonas navegables con embarcaciones, y también por las orillas con personal a pie.

Un día más, y ya van siete, los equipos de rescate que trabajan en el Pozo de los Humos han concluido su labor sin haber conseguido localizar al joven de 25 años que el pasado jueves 4 de abril se precipitó a las aguas del río Uces.

 

En el operativo dispuesto para este miércoles han participado el Grupo de Rescate y Salvamento de la Junta de Castilla y León, con dos rescatadores y un helicóptero de Protección Civil, miembros de la Unidad Apoyo Logístico de Emergencias de la Junta, así como agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) y especialistas en actividades subacuáticas (GEAS), miembros del Seprona y personal de Seguridad Ciudadana.

 

En la zona, han trabajado también bomberos de distintos parques pertenecientes a la Diputación de Salamanca.

 

Las labores se han centrado tanto en el Pozo de los Humos como en las zonas navegables con embarcaciones, y también por las orillas con personal a pie.

 

Las distintas administraciones con responsabilidades en materia de emergencias están trabajando desde el pasado jueves 4 de abril de manera coordinada para tratar de encontrar al joven, que cayó desde uno de los miradores de la cascada. Así, la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial de Salamanca, la Subdelegación del Gobierno y los ayuntamientos de la zona están poniendo todos sus recursos al servicio de la búsqueda, así como para atender a los familiares de la víctima.

 

El lunes se activó, además, un equipo de psicólogos del Grupo de Intervención Psicológica en Desastres y Emergencias para acompañar a los familiares del joven desaparecido en la zona de búsqueda. Este equipo también se activó en la madrugada del viernes 5 de abril para atender a los familiares y amigos del joven tras producirse el suceso.

 

La búsqueda dio comienzo el pasado jueves 4 de abril cuando a las 19:09 horas, el Servicio de Emergencias Castilla y León 112 atendió una llamada en la que se comunicaba que un joven había desaparecido en las aguas del río Uces tras sufrir una caída en uno de los miradores del Pozo de los Humos.

Noticias relacionadas