Los encuestadores ven al PSOE al alza, sitúan a Podemos en el 15% y avisan al PP que no basta el voto del miedo

Creen que juntar las generales con las catalanes perjudicaría a los soberanistas, pero también al PP, que perdería en favor de Ciudadanos.

Los responsables de algunas de las principales entidades especializadas en encuestas y estudios electorales coinciden en que el PSOE está en alza de cara a las generales, sitúan a Podemos con un apoyo entorno al 15% y avisan al PP de que apelar al "voto del miedo" no le bastará para recuperar electores.


Así lo han asegurado en una mesa redonda sobre tendencias electorales el presidente de Metroscopia, José Juan Toharia; el presidente del GAD3, Narciso Michavila, y el director de la Fundación Sistema y director de la revista 'Temas', José Félix Tezanos.

Durante el encuentro, organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios, los tres han coincidido en que para gobernar España en la próxima legislatura serán imprescindibles los pactos y en que, aunque el bipartidismo está en declive, no se le puede dar por muerto.

En este sentido, Michavila ve al socialista Pedro Sánchez con más posibilidades de gobernar, eso sí previo acuerdo con otras formaciones. "En ningún sitio está escrito que tenga que ser presidente del candidato del partido más votado", ha recordado, augurando que, en el caso de Sánchez, tendrá difícil hacerlo únicamente con el apoyo de Podemos.

SUAVE TENDENCIA A LA BAJA DE PODEMOS

De su lado, Toharia cree que el PSOE va en cabeza en las encuestas, pero seguido de cerca por el PP, mientras que Podemos afronta una "suave tendencia a la baja" y Ciudadanos sigue escalando puestos. Para Tezanos, los socialistas están claramente al alza mientras que el PP continúa perdiendo apoyos.

En cualquier caso todos insisten en la dificultad de hacer un pronóstico sobre el próximo Congreso por la complejidad del sistema electoral español, que prima a los partidos más votados y penaliza a los que logran menos votos.

Para Michavila, el PP debe tener presente que "el voto del miedo exclusivamente no sirve" para movilizar a su electorado, como quedó claro, a su juicio, con los resultados logrados por la Nueva Democracia de Antoni Samaras en las elecciones griegas del pasado de enero que dieron la victoria a Syriza.

TAMPOCO ES SUFICIENTE CON LA ECONOMÍA

En este sentido, ha recomendado al PP que "cambie el chip" porque "o toma medidas contundentes en el plano social" o "lo tendrá muy difícil", ya que no le va a bastar tampoco con las mejora de las cifras macroeconómicas. "Si han sido capaces de rescatar la economía española, ahora tienen que rescatar la economía de los españoles", ha dicho.

Tampoco el responsable de Metroscopia cree que a Rajoy le sirva infundir temor ante un posible pacto del PSOE con Podemos cuando su partido está "muy desprestigiado" y su nota como presidente en las encuestas está bajo mínimos. A su juicio, los 'populares' "deberían presentar un proyecto en positivo y no limitarse a echar basura sobre los demás".

Igualmente, Tezanos pronostica un "nefasto" resultado al PP si no cambia de estrategia y alerta de que a una parte de electorado --sobre todos los jóvenes que afrontan una tasa de paro del 55% y están "aterrados" con el futuro-- no se les puede presuponer un voto "racional". "Cuando los ciudadanos no tienen nada que perder, igual pueden jugar a la desesperada", ha advertido.

Sobre el margen de crecimiento de los partidos emergentes, Michavila ha explicado que, tanto en el caso de Podemos como de Ciudadanos, dependerá de si logran alcanzar el 15% de los votos en las legislativas. Si superan ese umbral podrán "optimizar" la traducción de esos sufragios en escaños, pero si quedan por debajo lo tendrán más difícil.

PODEMOS, COMO EL PCE E IU EN SUS MEJORES MOMENTOS

Además, los tres expertos han coincidido en quitar trascendencia a los resultados logrados por la formación de Pablo Iglesias en las elecciones municipales y autonómicas, recordando en sus mejores momentos las candidaturas de IU y el Partido Comunista rondaron el 13% de los votos en municipales.

También han coincidido en restar importancia al hecho de que las generales sean en septiembre o en noviembre, puesto que los tres dan por agotada la legislatura. Michavila cree que a Rajoy no le conviene adelantarlas para hacerlas coincidir con las catalanas previstas para el 27 de septiembre porque, si bien eso perjudicaría a los soberanistas catalanes, pronostica, como Toharia, que en esta comunidad el PP podría perder apoyos que se irían a Ciudadanos tanto a nivel autonómico como nacional.

Además, duda de que la mejora de la economía se traduzca en votos para el PP porque, a su juicio, la gente percibe que el Gobierno de Rajoy ha "evitado la quiebra de la economía española, pero a costa de quebrar a la sociedad española" y no va a premiar ese logro.