Los empresarios piden más suelo para rebajar el coste del polígono

Reunión. El alcalde presenta el estudio técnico y el precio del metro cuadrado de parcela junto a la carretera, que estaría en 107 euros. Empresas. Califican de insuficientes los 9.000 metros propuestos
Miguel Corral

El alcalde del municipio de Lumbrales, Juan Borrego, y el teniente de alcalde, Domingo Comerón, presentaron ayer a los industriales de Lumbrales interesados en la adquisición de suelo industrial, el estudio realizado por el arquitecto municipal sobre el coste que supondría la creación de un mini polígono industrial de unos 9.000 metros cuadrados de superficie para estas actividades.

Según este anteproyecto, el coste medio del metro cuadrado, incluyendo la adquisición de terrenos y las acometidas de redes generales de abastecimiento y desagües rondaría los 107 euros, por lo que una parcela media de las recogidas en el estudio y que se situaría en torno a unos 300 metros cuadrados, el precio final se quedaría en 32.000 euros, según precisó el alcalde.

Este precio supera en más de un 30% del precio de mercado en municipios similares a Lumbrales, lo que deja de manifiesto la inviabilidad de un estudio de estas características, como así recoge la opinión del técnico municipal, que estima como superficie idónea para un proyecto de estas características, una parcela superior a los 30.000 metros cuadrados.

Esta circunstancia permitiría optimizar costes fijos de urbanización y abaratar el precio final del metro de terreno, por lo que tras escuchar la opinión de los industriales interesados en el proyecto y que caminan en el mismo sentido que la del arquitecto municipal, los responsables municipales intentarán concertar con sus propietarios la adquisición de terrenos adyacentes a la parcela situada junto a la carretera de la Estación, o en caso contrario, buscar un enclave adecuado con una mayor superficie disponible, dejando como último recurso la dehesa municipal.

Para el primer edil, la ubicación del polígono, junto a la carretera de Salamanca (CL-517), “es fundamental”, una opinión que no compartieron algunos de los asistentes si encarece el coste del suelo y limita la expansión industrial, como es el caso de la parcela propuesta, pues pocos o casi ninguno baraja la posibilidad de hacer negocio en el futuro con las instalaciones.

En una breve encuesta realizada por la presidenta de Asempa a los empresarios durante esta reunión, se puso de manifiesto que únicamente con los allí presentes se cubriría el espacio propuesto para este mini polígono, pues en su mayoría deberían optar a la adquisición de dos o tres parcelas de las diseñadas para cubrir sus necesidades.

Por el contrario, también se presentaron las cifras que supondría el coste de este proyecto ubicado en la dehesa, y que con el mismo diseño, se abarataría el metro de terreno hasta los 70 euros, un precio que estaría dentro de los que se barajan en otros espacios industriales cercanos, pero que incluso se abarataría si este estudio se traslada a un espacio de más de tres hectáreas de superficie.