"Los empresarios hemos nacido para contratar, no para despedir"

El presidente de EFCL, Alfonso Jiménez (c), habló sobre la empresa familiar en la región (Foto: Chema Díez)

El presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León, Alfonso Jiménez, ha indicado en la Asamblea General de este colectivo que la situación económica ha mejorado mucho pero que temen un parón en las reformas ante el periodo electoral.

 

JUNTA DIRECTIVA

 

Han entrado a formar parte de la Junta Directiva los empresarios Pablo García (Grupo Limcasa), Pablo Barros (Cecinas Pablo), Nicolás Lara (Clavo Congelados) y Antonio Postigo (Narciso Postigo) en sustitución de Ignacio Charro (Grupo Ediesa), Juan Pablo Ovejero (Laboratorios Ovejero), Santiago Miguel (Grupo Hermi) y José María Ruiz (Restaurante José María).

 

De esta forma, la Junta Directiva de EFCL queda constituida por Alfonso Jiménez (Cascajares) como presidente, César Pontvianne (Plásticos Durex) como vicepresidente, Diego Rodríguez (Grupo Inzamac) como tesorero y por los vocales  Arancha Fernández (Grupo Edisa), Santiago Blázquez (Isidoro Blázquez), Iván Arroyo (Muebles Boom), Jesús Izquierdo (Cartonajes Izquierdo), Pablo del Villar (Bodega Hermanos del Villar), Lucrecia Prieto (Priasa), Pablo Barros (Cecinas Pablo), Antonio Postigo (Narciso Postigo) Nicolás Lara (Clavo Congelados), Pablo García (Grupo Limcasa) y por Mónica Zarzuela (Zarzuela), como presidenta del Fórum Familiar.

 

La asociación nombró a Vicente del Bosque Socio de Honor por exitosa trayectoria profesional basada en los valores del esfuerzo, humildad y honestidad.

"Los empresarios hemos nacido para contratar, no para despedir". Al menos eso es lo que ha indicado el presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León, Alfonso Jiménez, en el marco de la celebración de la Asamblea General, que tuvo lugar en Salamanca y que reunió a cientos de empresarios de varios sectores económicos.

 

Este colectivo cuenta con 107 socios en la región, de los que el 98% de los mismos que ha votado "dice que va a mantener o aumentar la facturación en 2015, mientras que un 93% de ellas dice que va a hacer lo mismo con el número de trabajadores. Es algo muy positivo y somos optimistas", aclaró Jiménez.

 

No en vano, al presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) solo le preocupa el tema político porque en el económico están muy tranquilos, "siguiendo con nuestro plan estratégico. Tenemos que hacer crecer a las empresas de Castilla y León en un proyecto a largo plazo. Hay que recuperar la imagen del empresario, que ha nacido para crear valor, riqueza y empleo, aunque en estos años hayamos tenido que tomar decisiones dolorosas", explicó.

 

Precisamente, Jiménez se refirió a la paralización de las reformas porque "cuando hay unas elecciones no se sigue con este trabajo y creo que se ha hecho una buena labor pero nos preocupa que se detenga. No nos preocupa un cambio de gobierno, solo queremos una estabilidad política y que favorezca la ampliación empresarial".

 

El mensaje positivo de las empresas se refiere a que las 107 sociedades de Castilla y León de varios sectores de este colectivo "hemos apostado por la internacionalización (un 75% lo son) e invertimos mucho en I+D+i. Gracias a la venta en el extranjero y a las reformas sacamos adelante nuestros planes".

 

Además, Alfonso JIménez indicó que los empresarios no han nacido para destruir empleo y vivimos de contratar; esto lleva un tiempo de fomación y unos años para que el trabajador sea productivo. Si le despedimos, estamos perdiendo un activo. Hemos nacido para contratar, no para despedir", explicó Jiménez.

 

Asimismo, indicó que la financiación "ha mejorado mucho porque la banca española está saneada y está llegando el crédito aunque no a todo el mundo por igual, pero en general, hemos peleado por un crédito asequible y ahora las condiciones son buenas".

 

(Foto: Chema Díez)

 

El presidente de EFCL también señaló que le han presentado a la Junta una propuesta con 78 ideas "coherentes para hacer crecer el tamaño medio de la empresa de Castilla y León. Estamos preparados para este crecimieto y debe haber una colaboración público-privada, en equipo. La Junta sí nos ha escuchado en la deducción de las inversiones en el IRPF, algo que anunció Herrera y es una excelente noticia para que la gente invierta".

 

PERFIL DE LA EMPRESA EN CASTILLA Y LEÓN

 

Las 107 empresas de este colectivo representan 8.000 millones de euros de facturación anual con 50.000 empleados "pero el tamaño media de la empresa debe crecer. Nuestra preocupación es que en España y Castilla y León, la empresa es más pequeña y es muy difícil hacerla que se internacionalice. Para eso hay que crecer.

 

Por último, Alfonso Jiménez incidó que buscan una representación de cada sector, "esas empresas en las que la familia está arraigada al terreno y los familiares están trabajando en la empresa aunque también hay un problema como el salto generacional. Los jóvenes deben estar formados y educados para que el aterrizaje en esta empresa sea lo mejor posible. Deben formarse".