Los empleados de la Junta se apuntan a la Operación Bocata

Foto: Delegación de la Junta en Salamanca

Más de 450 empleados han querido participar en esta iniciativa solidaria.

Más de 450 empleados públicos de la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca han recogido su bocadillo en la mañana de este jueves, como participantes en la iniciativa solidaria Operación Bocata.

 

De esta forma, la Delegación Territorial de la Junta ha participado por cuarto año consecutivo, desde el edificio Esaum de la calle Príncipe de Vergara, en la tradicional acción puesta en marcha por Manos Unidas.

 

En concreto, los empleados del organismo regional en la provincia han realizado a lo largo de estos últimos días la compra de los tiques, por valor de tres euros, cuya recaudación va cada año destinada a uno de los más de 600 proyectos que Manos Unidas despliega a lo largo del mundo.

 

En el caso de la Operación Bocata de 2016, el dinero recogido irá destinado a “disminuir el hambre en el mundo y reforzar el derecho a la alimentación de las personas más pobres y vulnerables del planeta”, ha recordado la Delegación en la información facilitada a Europa Press.

 

El reparto de bocadillos se ha llevado a cabo en las parroquias de Nuestra Señora de Fátima y El Milagro de San José, en el Colegio Trinitarios, en el campus Unamuno y en la plaza de Anaya, todo ello en la capital, así como en la plaza de la Iglesia de Santa Marta de Tormes, ha añadido.