Los duques de Cambridge, padres de un niño

La princesa Catalina, duquesa de Cambridge, ha dado a luz a un niño este lunes a las 16.24 hora local (17.24 hora peninsular en España), ha anunciado el Palacio de Kensington. El bebé, tercero en la línea de sucesión al trono británico, pesó al nacer unos 3.700 gramos

El príncipe Guillermo estuvo presente durante el parto, según el breve comunicado, en el que el Palacio de Kensington ha informado de que tanto la madre como el niño se encuentran en buen estado de salud. No obstante, pasarán la noche en la londinense clínica St Mary's.

 

   "No podríamos ser más felices", ha declarado posteriormente y por escrito el príncipe Guillermo, en su primera reacción tras ser padre.

 

   Tanto la reina Isabel II como el príncipe de Gales "han sido informados y están encantados con la noticia", según la nota oficial recogida por la prensa británica. El príncipe Carlos ha difundido una nota aparte en la que se ha mostrado "orgulloso y feliz" por el nacimiento de su primer nieto, "un momento único en la vida de cualquiera".

 

   También se ha mostrado "encantado" el primer ministro británico, David Cameron, quien a través de Twitter se ha sumado a la "celebración" de "todo el país". "Serán unos padres maravillosos", ha dicho de los duques de Cambridge.

 

   La pareja llegó a la clínica, la misma en la que Lady Di dio a luz al príncipe Guillermo, a primera hora de la mañana, lo que generó horas de expectación en las inmediaciones. Pasadas las ocho de la tarde, una hora más en España, un comunicado desató la euforia y los comentarios de "It's a boy" (Es un niño) en las inmediaciones.

 

   Decenas de personas han acudido para festejar el nacimiento a los alrededores del Palacio de Buckingham. Allí, un atril dorado ha servido de expositor para el comunicado de confirmación de la llegada del nuevo bebé.

 

SIN NOMBRE DE MOMENTO

 

   Los duques de Cambridge siempre han mantenido que no querían conocer el sexo del bebé por anticipado, lo que ha generado innumerables especulaciones en los últimos meses e incluso apuestas sobre el género y el nombre del nuevo miembro de la familia real británica.

 

   Finalmente, y pese a que los medios especulaban con que sería una niña a raíz de un supuesto lapsus de Kate Middleton en un acto oficial, ha sido un varón. Falta por conocer el nombre, algo para lo que todavía no hay fecha y que podría retrasarse una semana, como sucedió en 1982 con el príncipe Guillermo.

 

   El nacimiento de una niña no habría dejado en el aire ningún posible cambio de la línea de sucesión al trono en caso de que los duques de Cambridge tuviesen más hijos, ya que Reino Unido cuenta desde una abril con una nueva ley que iguala a ambos sexos. La norma anterior, con fecha de 1701, primaba al varón frente a la mujer en la sucesión a la Corona.