Los dos pacientes del primer trasplante renal de donante vivo de Castilla y LeĂłn evolucionan favorablemente

El Complejo Hospitalario de Salamanca ha albergado esta operaciĂłn y es el Ăşnico de Castilla y LeĂłn en poder intervenir en este tipo de tĂŠcnicas

El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez, ha mostrado su satisfacción por el “éxito” del primer trasplante renal de donante vivo en Castilla y León, que se ha desarrollado en el Complejo Hospitalario de Salamanca con dos pacientes que “evolucionan favorablemente”.

La donante es una mujer de 44 aĂąos, que en 24 o 48 horas recibirĂĄ el alta si continĂşa la progresiĂłn actual. En cuanto al receptor, es un hombre de 41 aĂąos, que tendrĂĄ que permanecer unos dĂ­as mĂĄs ingresado y bajo supervisiĂłn de profesionales.

AsĂ­ lo ha indicado el doctor GĂłmez Zancajo junto a parte de los profesionales sanitarios intervinientes en las diferentes etapas del trasplante y el consejero de Sanidad, que ha agradecido el trabajo realizado durante su visita al Complejo Hospitalario de Salamanca.

GĂłmez Zancajo ha apuntado que es la primera vez que se lleva a cabo el trasplante con las tĂŠcnicas actuales pero que ya se dieron tres intervenciones con donantes vivos a principios de la dĂŠcada de los 80.

Entonces se dio por finalizado este tipo de intervenciones al haber órganos suficientes en donantes que habían perecido en diferentes circunstancias como accidentes de tráfico. Una condición que no se da en la actualidad pues hay “más problemas” para encontrar órganos para pacientes jóvenes, de ahí que se haya dado el visto bueno a su reincorporación.

Por este motivo, se ha iniciado de nuevo este tipo de intervenciones, con nuevas tĂŠcnicas mĂĄs avanzadas, que en Castilla y LeĂłn se llevarĂĄn a cabo Ăşnicamente en Salamanca. El objetivo, ha aĂąadido el doctor GĂłmez Zancajo, es que haya una nueva operaciĂłn similar antes de finalizar el presente aĂąo.

Actualmente, hay cuatro parejas de donante-receptor con “prácticamente” todos los aspectos legales y previos para que puedan sumarse a este tipo de intervenciones. Por el momento, todas representan un modelo idóneo para afrontar el trasplante, aun así en el futuro se pretende dar cabida a operaciones con más dificultades.