Los dos etarras detenidos en Guipúzcoa aportaron información sobre 'Pagaza'

En este periodo de colaboración con ETA también aportaron a la banda información relativa a tres miembros de la Ertzaintza
Juan Ignacio Otaño e Iñaki Iguerategui, los dos miembros 'legales' de ETA detenidos la madrugada del martes y que ayer fueron enviados a prisión aportaron a la dirección de la banda información sobre Joseba Pagazaurtundúa, asesinado en 2003 y sobre tres ertzainas a los que conocían de ir juntos al colegio, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Del material investigado tras los arrestos y del contenidos de los interrogatorios, la Guardia Civil ha podido determinar que ambos comenzaron su actividad en ETA en el año 2001 y que aunque su principal función estaba relacionada con el cobro del impuesto revolucionario, también aportaron información de objetivos para futuros atentados.

En ese sentido, en el caso del que fuera jefe de la Policía Local de Andoaín Joseba Pagazaurtundua, asesinado por la banda en 2003, Otaño e Igueratgui --naturales de esa localidad guipuzcoana-- fueron requeridos por la banda para que comprobasen si el agente llevaba pistola encima a lo que trasladaron la información contestanto que efectivamente solía ir armado, han precisado las mismas fuentes.

Además en este periodo de colaboración con ETA también aportaron a la banda información relativa a tres miembros de la Ertzaintza que conocían de junto al colegio en Andoaín.

También fueron preguntados por sus enlaces en la banda acerca de la posibilidad de cometer un atentado en el cuartel de la Guardia Civil de Tolosa, pero contestaron que era muy complicada la acción debido al emplazamiento del acuartelamiento. Se da la circunstancia de que Iguerategui conoce bien la zona que ejercía como bombero en Tolosa.

Los 'carteros de ETA' no trabajaban en el mismo grupo'
Según las investigaciones de la Guardia Civil, Iguerategui y Otaño actuaban como legales --miembros no fichados por las fuerzas de seguridad-, pero no trabajaban en el mismo grupo o talde, aunque en ocasiones coincidieron en citas orgánicas celebradas en Francia con los dirigentes del 'aparato político'.

En concreto estaban encuadrados en el subaparato GEZI de la banda dedicado a la gestión y cobro de la extorsión a los empresarios. Su función consistía en recoger de forma regular en Francia las cartas de extorsión ya preparadas y que luego eran depositadas por ellos en buzones de correos en el País Vasco.

Comenzaron su actividad en 2001 y colaboraron de forma regular hasta el arresto en 2008 de su responsable directo, el que fuera 'número uno' de la organización criminal, Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenó este jueves el ingreso en prisión de los dos por un delito de integración en organización terrorista.