Los dinosaurios con pico de pato tenían una cresta carnosa como la de los gallos

Un raro espécimen momificado del dinosaurio con pico de pato 'Edmontosauraus regalis' descrito en la edición de este jueves de la revista 'Current Biology' muestra por primera vez que las cabezas de estos dinosaurios estaban adornadas con una cresta carnosa, muy similar a la de los gallos de cresta roja.

Los dinosaurios más comunes en América del Norte entre hace 75 y 65 millones de años, los dinosaurios con pico de pato, eran gentiles gigantes, de cerca de 12 metros de largo, y tuvieron el mismo papel ecológico que los canguros o venados de hoy. Pero nadie había sospechado que estos u otros dinosaurios hubieran tenido estas estructuras carnosas en la parte superior de sus cabezas.


"Hasta ahora, no ha habido evidencia de visualización de estructuras de tejidos blandos entre dinosaurios, por lo que estos hallazgos alteran radicalmente nuestra percepción de la apariencia y el comportamiento de este dinosaurio y nos permiten hablar sobre la evolución de las crestas en la cabeza de este grupo", dice Phil Bell, de la Universidad de Nueva Inglaterra, en Australia. "También plantea la posibilidad reflexionar sobre la posibilidad de crestas similares entre otros dinosaurios", agrega.

El ejemplar de dinosaurio en cuestión fue encontrado en depósitos al oeste de la ciudad de Grande Prairie, en el centro-oste de Alberta, Canadá. Bell, junto con Federico Fanti, de la Universidad de Bolonia, en Italia, sabían que tenían algo especial cuando encontraron impresiones en la piel de partes del cuerpo momificado, pero no fue hasta Bell puso un cincel en la parte superior de la cresta cuando se dieron cuenta de que realmente este dinosaurio tenía algo increíble.

"La trompa de un elefante o de la cresta de un gallo nunca pueden fosilizarse porque no hay hueso en ellas --explica Bell--. Esto es equivalente a descubrir por primera vez que los elefantes tenían trompas. Tenemos un montón de cráneos de 'Edmontosaurus', pero no hay pistas en ellos que sugieran que podrían haber tenido una gran cresta carnosa . No hay razón para que otras estructuras carnosas extrañas no pudieran haber estado presentes en toda una gama de otros dinosaurios, incluyendo 'T. Rex' o 'Triceratops'" .

Por supuesto, es difícil decir qué aportaban esas crestas a los dinosaurios con pico de pato. En los gallos y algunas otras aves, las crestas rojas brillantes son una manera de atraer a las hembras. "Podríamos imaginar una pareja de machos 'Edmontosaurus' mirándose, gritando y mostrando su cabeza para ver quién es el macho dominante y quién está a cargo de la manada", dice Bell.