"Los derechos de los gitanos se deben reconocer en la práctica, no en las leyes"

Mª Dolores Molina, coordinadora de la Fundación Secretariado Gitano de Salamanca, cree en la importancia de celebrar un día como éste

La Fundacion Secretariado Gitano ha conmemorado hoy el Día Internacional de Pueblo Gitano con un acto al que denominan 'Ceremonia del río', que se ha llevado a cabo desde las 17 horas en el Puente Romano de la capital charra.

En este acto se ha realizado una actuación flamenca, una lectura de textos a partir de palabras clave en 'romanó' y la lectura del manifiesto del Día Internacional del Pueblo Gitano.

Después, los allí presentes -entre los que estaban el periodista Santiago Juanes y los políticos socialistas Enrique Cabero y José Luis Mateos- han arrojado pétalos de flores al río.

Mª Dolores Molina, coordinadora de la Fundación Secretariado Gitano de Salamanca, ha asegurado a este diario que días como el de hoy "ponen en agenda un determinado problema  para resaltarlo".

Para Molina, las necesidades de los gitanos tienen muchas ramificaciones "en muchos campos de la vida social y familiar". Una de las necesidades más importantes es la "inserción laboral por cuenta ajena", también "en el campo de la educación hay necesidades, aunque se ha avanzado mucho en el reconocimiento de derechos, ya que ese sería su motor de cambio", dice Mª Dolores. En el campo de la salud "hay mucha desigualdad porque vienen de unas condiciones y formas de vida que hacen que estén peor" y "en el campo de la vivienda, aunque en Salamanca no hay focos chabolistas, sí hay situaciones de infravivienda", añade.

En cuanto a la situación de los gitanos en Salamanca, Molina asegura que "la ciudad está bastante retrasada en convivencia e integración. En Andalucía hay 300.000 gitanos, en Castilla y León 25.000 y en Salamanca solo 3.000, pero queda mucho por hacer".0

"España, dicen los expertos, que es un ejemplo en políticas sociales de integración y de inclusión de la población gitana. Aquí los gitanos están mucho más integrados y eso es fruto de las políticas sociales que se vienen haciendo desde finales de los 80 y 90", asegura la coordinadora de la Fundación Secretariado Gitano de Salamanca.

Para ella, la integración "tiene que ver con políticas sociales, pero también con el aprendizaje de la ciudadanía. Los derechos se deben reconocer en la práctica, no en las leyes".