Los cultivos de regadío, la cara del campo salmantino

La planta tiene buena presencia y se prevé calidad
Ante esta situación, los agricultores de la provincia han sembrado una superficie similar de remolacha a la del año pasado, en torno a 2.300 hectáreas, de las que 1.800 corresponden a la Remolachera Salmantina, mientras que el resto tiene contratos aparte, pero “la presencia del cultivo en general es bastante buena y de calidad”, señala Juan Manuel Redero, presidente de la cooperativa.

Aún en mejor situación se encuentra el maíz, que lleva un adelanto de casi un mes respecto a la pasada campaña y las últimas lluvias le han venido muy bien para el desarrollo de la planta y su crecimiento mayor. Además, el valor del cultivo sigue al alza, con previsiones aún mayores, cotizando en la Lonja Provincial a más de 250 euros la tonelada, siendo el maíz el punto fuerte del campo salmantino.

Por el contrario, la patata, pese a que la campaña pasada se vendió a buen nivel de precio, arrastra la rémora del año 2009 cuando los agricultores se vieron obligados a vender el producto en origen a entre 0,03 y 0,06 euros el kilogramo.

En la actualidad, las perspectivas son peores porque en Andalucía está muy barata y no beneficio a los productores de la región. Así, en Castilla y León se ha sembrado una superficie superior porque su aspecto es muy bueno y está adelantada. No obstante, los agricultores barruntan que no será un año como el pasado, con contratos a 0,16 o 0,18 euros, y algunos ya se han cerrado a 0,13 euros el kilogramo, valor rentable para el agricultor.

Aunque una puerta para la esperanza puede ser la mala cosecha de patata de Francia, que puede beneficiar a los agricultores para no tirar el precio por los suelos debido a un excedente en el mercado como ocurrió en pasadas campañas.