Los cuatro acusados por un intercambio de cocaína serán juzgados en febrero

21 años de cárcel. La vista contra los detenidos en el párking de un centro comercial con casi dos kilos de la sustancia se suspendió en marzo de 2010
E.G.

Tras cerca de un año desde su aplazamiento, la Audiencia provincial acogerá en la primera quincena del mes de febrero un juicio contra cuatro acusados por un presunto intercambio de cocaína en el párking de un centro comercial ubicado en el barrio de Capuchinos. La vista se tenía que haber celebrado el pasado día 22 de marzo pero se suspendió al no comparecer uno de los imputados, una mujer colombiana, que continúa en paradero desconocido.

Según señala el escrito de calificaciones, los hechos por los cuales los cuatro encausados se sentarán en el banquillo de los acusados ocurrieron el 29 de enero de 2009, en torno a las 14.00 horas en el párking de un centro comercial ubicado en el barrio de Capuchinos. Presuntamente, R. M. G. C., que pertenece a la familia de los García Carro, acudió al lugar del encuentro a pie, mientras que los otros tres imputados llegaron a Salamanca en coche desde Madrid.

Una vez en el lugar que habían acordado, los cuatro implicados procedieron presuntamente a efectuar un intercambio de cocaína, entregando R. M. G. C., 801,5 gramos de cocaína y 9.000 euros en efectivo, mientras que los otros tres acusados, dos hombres y una mujer de nacionalidad colombiana, con iniciales M. S. R., F. A. L. M. y G. F. A. S., entregaron supuestamente a R. M. G. C. 1.094 gramos de la misma sustancia estupefaciente. Al parecer, el intercambio se produjo por razones de calidad de la mercancía.

Minutos antes de las 15.00 horas y una vez efectuado el presunto intercambio, R. M. G. C. y otro de los implicados fueron arrestados y trasladados a los calabozos policiales, mientras que los otros dos imputados fueron detenidos poco después.

Tras acogerse a su derecho a no declarar ante el Juzgado de Instrucción de Guardia y su posterior traslado al centro penitenciario de Topas, las dos mujeres imputadas, R. M. G. C. y M. S. R. abandonaron la prisión tras el pago de una fianza de 30.000 euros.

Por estos hechos, los cuatro imputados –salvo la mujer colombiana que no está localizada– declararán ante el juez en el Palacio de Justicia a primeros del mes de febrero. El Ministerio Público solicita para las dos acusadas una pena de seis años de prisión para cada una, además del pago de una multa que asciende a los 180.000 euros. Mientras, para los otros dos acusados, de iniciales F. A. L. M. y G. F. A. S., el fiscal solicita una pena de cuatro años y seis meses privados de libertad para cada uno, además de hacer frente a una multa de 120.000 euros.

Entre los cuatro, el Ministerio Público solicita una pena de 21 años de cárcel. El día 22 de marzo del pasado año el juicio se suspendió por la ausencia de la acusada de nacionalidad colombiana y después de casi un año y de no poder localizarla, finalmente han decidido que la vista oral se celebre en su ausencia.