Los críticos del PSOE recurren a una dimisión en bloque para derribar a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez. Foto: EP

Consiguen la dimisión de 17 miembros del comité ejecutivo, con lo que la mayoría han renunciado, lo que obliga a la entrada de una comisión gestora y a la renuncia automática de Pedro Sánchez.

El creciente sector crítico con las decisiones de Pedro Sánchez ha recurrido a una dimisión en bloque para forzar la saldia del secretario general del PSOE al que culpan de haberse empeñado en el bloqueo a la formación de Gobierno. La fórmula escogida ha sido la dimisión de 17 miembros del comité ejecutiva, el máximo órgano, renuncia que se hará efectiva durante la tarde y de la que lleva hablándose todo el día; este es el órgano al que Sánchez quería llevar su decisión de convocar primarias, presentarse y, posteriormente, aprobar la celebración de un congreso extraordinario en la reunión de la ejecutiva de este sábado.

 

Al dimitir 17 de los miembros, la ejecutiva dejaría de tener validez y automáticamente el partido pasaría a estar dirigido por una gestora, lo que dejaría fuera a Sánchez porque tendría que renunciar. La ejecutiva la forman 35 miembros, pero hay tres vacantes, con lo que las 17 renuncias bastarían para lograr la disolución. Según diversos medios, estas dimisiones ya han sido entregadas en la sede de Ferraz.

 

Este movimiento es el resultado de las discrepancias internas que desde hace semanas asolan el partido, y que se han recrudecido con el anuncio de Sánchez de convocar un congreso de manera inmediata y consultar a las bases sobre su liderazgo. Por si esa opción no sale, las ejecutivas territoriales están intentando influir en los 290 miembros del comité federal.

 

 

Noticias relacionadas