Los concejales y asesores del PP cuestan más de 700.000 euros al año

Concejales del PP en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca.

El grupo del PP en el Ayuntamiento tiene más asesores ahora que cuando estaba en mayoría en el consistorio; su personal de confianza cuesta 359.000 euros al año, más que toda la oposición junta. Y supera los 700.000 euros con las dedicaciones exclusivas, casi el doble de lo que cuestan el resto.

La decisión del PP de hacer cambios en el reglamento del Ayuntamiento para aumentar las dedicaciones exclusivas y el número de personal de confianza del que pueden disponer los grupos municipales tiene un gran beneficiado: el propio PP. El grupo que sustenta al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento ha conseguido tener ahora más asesores y coordinadores puestos 'a dedo' que cuando gobernaba en mayoría, y tiene las mismas dedicaciones, entre exclusivas y parciales. Un proceso en el que ha conseguido mantener a sueldo a un buen número de exediles, colocar a la mujer de un concejal, meter a un responsable de NNGG o mantener al sobrino del alcalde.

 

Estas son las conclusiones del estudio que ha hecho Ganemos Salamanca sobre el coste de los cargos políticos y personal de confianza para las arcas municipales. En total, pagar a los concejales y a sus asesores y coordinadores cuesta casi 1,1 millones de euros al año, de los cuales buena parte van para el PP que es el que más sueldos políticos dispone y el que más cargos ha nombrado. En total, la plantilla del PP cuesta 705.000 euros al año: 294.000 para el alcalde y concejales en dedicación exclusiva, 51.000 para concejales en dedicación parcial y 359.000 euros para puestos de confianza.

 

 

EL PP, MÁS PUESTOS QUE EN MAYORÍA

 

Esta última nómina ha crecido gracias a los cambios en el reglamento, impulsados por el PP con el pretexto de dar más medios a la oposición para hacer su labor, pero de los que el PP es el más beneficiado. De hecho, tiene más asesores ahora que cuando gobernaban en mayoría. En la pasada legislatura tuvo siete puestos entre los adscritos al alcalde, asesores y coordinadores de grupo; ahora tiene diez después de haber agotado todos sus puestos repescando a los exconcejales Arroita y Merino, a la mujer del concejal García Carbayo y al secretario de NNGG en Salamanca.

 

El resto de grupos, según este estudio, son más comedidos. El PSOE no usa ninguna de sus dedicaciones exclusivas y hasta su portavoz cobra solo por asistir a plenos y comisiones; solo dos concejales cobran dedicación parcial, cuando la pasada legislatura tenía dos exclusivas, mucho más remuneradas; y tienen un asesor menos que en la anterior legislatura, tres en lugar de cuatro. En total, esta estructura cuesta 130.000 euros al año.

 

Ciudadanos sí que aprovecha todos los puestos que la nueva reglamentación le otorga y que negociaron con el PP. Tienen la dedicación exclusiva de su portavoz, dos dedicaciones parciales, un asesor en la junta de gobierno (a pesar de que este órgano está sin funciones ahora mismo), un asesor y un coordinador de grupo. En total, 192.000 euros/año.

 

Y por último Ganemos Salamanca, que no tiene concejales a sueldo del Ayuntamiento, ni en exclusiva ni parcial, y que solo cobran por asistencia a plenos y comisiones. Tiene derecho a un asesor y un coordinador de grupo, puestos que cubre ofreciéndolos a los funcionarios municipales por concurso abierto: en total, cuestan 59.000 euros a las arcas municipales cada año.

Noticias relacionadas