Los comerciantes esperan volver al Mercado Central en el plazo de dos semanas

Mercado Central de Salamanca.

Las obras empezaron a mediados de enero y tendrían que haber terminado en dos meses, pero se han demorado. Apremia el regreso para los que no solicitaron instalarse provisionalmente en la plaza del Ángel.

Los comerciantes del Mercado Central esperan poder volver en el plazo de quince días a sus puestos y retomar la actividad en el histórico edificio, todavía en obras. Este es el pronóstico de los responsables de la asociación de comerciantes, que quieren poner fin a la mayor brevedad al exilio que han protagonizado desde mediados del mes de enero, cuando se instalaron en un local provisional en la plaza del Ángel.

 

Para ello tendrán que rematarse las obras en el mercado, que empezaron el pasado día 13 de enero. La previsión era que se demoraran dos meses, pero entre el desmontaje de puestos y el habitual retraso de todas las obras, el caso es que han pasado más de tres y todavía no se han finalizado los trabajos. Se trataba de restaurar las estructuras, afectadas por la corrosión al sufrir el impacto del agua que se utilizaba para la limpieza; y de adaptar algunos equipamientos a la normativa. Había que cerrar la cúpula, cosa que se hizo semanas atrás, y también de hacer nuevos baños públicos.

 

Los comerciantes que decidieron instalarse en la plaza del Ángel, y otros que han seguido atendiendo a sus clientes en otros locales comerciales, están bastante satisfechos con el resultado conseguido en el emplazamiento provisional, pero también son conscientes de las limitaciones en cuanto a mostrador, cámaras y otros equipamientos que ahora tienen. Pero el problema es especialmente agudo para los muchos que no optaron por el traslado, todos menos una veintena, que tienen que esperar a que se acaben las obras para retomar la actividad.