Los comerciantes de Wences Moreno, en contra de la propuesta de peatonalizar la calle

El Ayuntamiento ha recibido la propuesta de peatonalizar la calle Wences Moreno (Foto: Teresa Sala)
Es una de las alegaciones al nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible presentada en este caso por Ecologistas en Acción
Los comerciantes de la calle Wences Moreno tienen mucho que decir sobre la propuesta  de peatonalizar la calle hecha por Ecologistas en Acción y anunciada por Carlos García Carbayo, concejal de Fomento del Ayuntamiento, como una de las alegaciones para el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

A la mayoría de ellos la iniciativa les ha sorprendido, mientras que otros todavía no conocían la propuesta. Pero todos coinciden en su desacuerdo con esta sugerencia.
Álvaro Rodríguez, gerente de la tienda de perfumes, Sparfum, cree que esta decisión aislaría a la calle y desfavorecería el comercio en la zona. “Si está bien comunicado podría resultar ventajosa, pero si no, sería poco beneficioso para nuestros intereses”.

Otros comerciantes ni se pueden imaginar la posibilidad de que esta medida pueda ser positiva “Sería totalmente desfavorable”, insiste Calixto Ripoll, gerente de la frutería Vima.  “La noticia me ha cogido por sorpresa”, señala, al tiempo que me agarra del brazo para llevarme a una carnicería ubicada en esta misma calle para comentar esta propuesta.


“Esto sería la puntilla”, dice Emiliano González, gerente de la carnicería. “La gente ya no viene… la peatonalización no es ni ventajosa ni en el centro… nos negamos rotundamente. Si el alcalde baraja la idea de peatonalizar la calle nosotros barajamos la idea de no pagar los impuestos”, asegura. 

Muchos otros comerciantes se muestran perplejos ante la propuesta y  comienzan a hablar sobre ello en la calle. Sería un “horror total”, comenta el dueño de la panadería y repostería Dulce y Salado. “Trabajo los domingos precisamente por la gente que viene a aparcar aquí para bajar al centro”, dice. Además, “aquí no hay nada para pasear”. Una dependienta de la tienda de lencería, Nácar, añade “Si hacen eso cerramos y nos vamos".

No es la única en amenazar con irse si la calle se convierte en peatonal. “Antes de que la peatonalicen, me marcho”, asegura Charo Sánchez, gerente de la tienda oriental Princesa Lara Shop, quien cree que perjudicará gravemente al comercio de la zona. “La mayoría de la gente nos conoce por aparcar aquí para ir precisamente a las zonas peatonales; o padres que vienen en coche a los colegios cercanos… aquí no hay ninguna empresa grande, somos todos pequeños negocios”, insiste.

“No entiendo por qué querrán invertir dinero en hacer estas obras cuando hay zonas en la ciudad mucho peor… Me parece una pérdida de dinero”. Aparte de una disminución en el comercio por la eliminación del tráfico de coches, Sánchez hace hincapié en el dinero que perderían las tiendas por la falta de acceso a la calle durante las obras.

“Las obras duran mucho y llevamos más de un año de pérdidas” dice la propietaria. “A mí me parece un poco extraño, no puedo imaginar ninguna razón por la que el ayuntamiento quiera peatonalizar la calle”, comenta la gerente de Bombones Sven.
 

A pesar de las reacciones negativas de los comerciantes, la directora de la asociación de vecinos del Barrio Oeste, Inma Cid, asegura que hay comerciantes que sí están de acuerdo, y por eso el ayuntamiento ha realizado esta propuesta.
En un comunicado, la asociación ha mencionado que les “hubiera gustado haber podido establecer contacto con quienes han realizado dicha proposición para conocer la información, pero hasta este momento no ha sido posible”.

El colectivo expresado además su voluntad para “abordar el tema en profundidad, con creatividad y alternativas; con un estudio pormenorizado, contando con otras experiencias que pudieran servir de referencia y con la opinión de expertos en la materia  para contemplar las posibilidades más interesantes para comerciantes y vecinos. Siempre desde el diálogo y el consenso de todas las partes, incluida la del Ayuntamiento”.