Los colegios ultiman los preparativos para celebrar la Navidad

Si de algo puede presumir la Navidad, es de tener a los niños de todo el mundo arrodillados a sus pies. La llegada de esta época del año infunde en sus rostros cierto aire de viveza y anhelo. Viven estos días impacientes, llenos de ilusión, inundados por el deseo de desenvolver, en paquetes lujosamente decorados, aquellas sorpresas esperadas y otras tantas que, sin previo aviso, embriagarán con más fuerza si cabe su peculiar ingenuidad.
RAQUEL RUFO

Los colegios salmantinos ultiman los preparativos para sus respectivas celebraciones navideñas en las que los protagonistas inconfundibles, sin ningún lugar a dudas, son los alumnos. Para muchos de ellos, hoy es el gran día. María Concepción Monjas, directora de La Milagrosa, comenta que “el grupo de teatro del colegio participa en el Centro Cultural Miraltormes” con una actuación escénica en la tarde de hoy que versa sobre este tiempo de Navidad. Además, el mismo centro cuenta con otras actividades centradas en la solidaridad, condición que se pone de manifiesto con mayor ímpetu con la proximidad de estas fechas. La Milagrosa, Divino Maestro, San Estanislao de Kostka o las Jesuitinas organizan la llamada Operación Kilo, una actividad dirigida “a compartir con los que no tienen”, explicó la directora de La Milagrosa. “Los alumnos de la ESO del colegio llevarán todo lo recogido a Villares a la casa de los pobres”, recalcó. Al igual sucede con el colegio Maestro Ávila, donde su director, Luis Minguela, aseguró que durante estos últimos días de clase, el centro llevará a cabo “una recogida de alimentos organizada por los alumnos de último curso de la ESO en la que participan todas las familias del centro”. Además, como símbolo de gratitud, estos chicos de 4º de secundaria regalarán “una velita decorada por ellos mismos para agradecer su solidaridad”.

Sin embargo, si algo es típico de las actividades navideñas escolares son los cánticos de villancicos de los pequeños. Todos los centros salmantinos organizan festivales de Navidad en donde las voces de los alumnos se tornan dulces y cálidas. Colegios como Calasanz, María Auxiliadora, San Agustín, Maestro Ávila (donde hasta en Navidad harán uso de su condición de centro bilingüe) entre otros centros salmantinos, preparan a sus alumnos y todo lo necesario para su gran puesta en escena ante su público más preciado; o el Antonio Machado que, pese a ser una entidad “laica”, como resaltó el presidente del colegio, Víctor Martín, no abandona estos actos navideños, ya que “hay que respetar el ideario de todos”. Este espíritu, además de reflejarse en estas actividades, se hace patente en la decoración de los colegios.