Los colegios de economistas piden “acelerar” la reforma de las cajas

Los colegios de Economistas de Castilla y León abogan por un paquete de reformas profundas en la economía española que abarquen tanto el sistema financiero, como el mercado laboral, el energético y hasta en el funcionamiento de las administraciones públicas.
ICAL

Los presidentes de los tres colegios de Economistas de Castilla y León (Roberto Escudero, en León; Juan Carlos de Margarita, en Valladolid, y Carlos Alonso de Linaje, en Burgos) han respondido así a un breve cuestionario de la agencia Ical sobre la actual situación económica. Estos tres analistas apuntan al colapso financiero y al elevado paro como los principales cuellos de botella de la economía española y recetan una serie de reformas estructurales para invertir el panorama. Entre ellas citan, como uno de los principales cambios que debe abordar el tejido productivo, al abaratamiento de los costes, la mayor flexibilidad del mercado laboral y una contención del gasto público.

Respecto a las iniciativas que puede tomar Castilla y León, los economistas reclaman la creación de un tejido industrial competitivo ofreciendo condiciones ventajosas a la instalación de empresas, aceleración de las infraestructuras, desburocratizar la administración, incidir en las políticas demográficas y en una planificación de la estructura productiva y económica a diez años. Además, piden “acelerar la reforma de las cajas de ahorro para lograr entidades más eficientes y con mayor capacidad de generación de empleo”, resume el presidente del Colegio de Economistas de León, Roberto Escudero. “Durante la larga etapa de prosperidad vivida por la economía española se han ido acumulando rigideces que ahora es preciso corregir. Son precisas reformas destinadas a elevar las condiciones la productividad a largo plazo de las estructuras públicas y privadas. Ello implica cambios profundos en el sistema financiero, el mercado laboral, en el balance energético, en el sistema educativo y en el volumen y los criterios de asignación del gasto público”, añade el presidente del Colegio de Economistas de León.

Contrato único
“Es necesario tomar medidas que mitiguen la pérdida de empleo y puedan favorecer su creación, el posible establecimiento del contrato único con indemnización creciente podría ser una de ellas. Es necesario tomar medidas para la reactivación del consumo como motor del crecimiento, un buen ejemplo han sido los incentivos aprobados para la compra de vehículos. Por último es necesario ser conscientes de la situación financiera que estamos atravesando. Las administraciones tienen la obligación de facilitar la recuperación de nuestro sistema financiero para que éste inyecte liquidez a la economía productiva y se favorezca la recuperación”, señala, por su parte, el decano del Colegio de Economistas de Burgos, Carlos Alonso de Linaje García.

Mientras, Juan Carlos de Margarida, presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, mira al futuro y señala que “la iniciativa más importante es la creación de un tejido industrial competitivo que conllevará a un tejido de servicios y comercial. La industria es la que estabiliza e incrementa la actividad del resto de los sectores. Habría que ofertar condiciones ventajosas para que sectores industriales como el alimentario, el automovilístico o el metalúrgico se instalaran en la región o bien se ampliaran”.