Los coches de nuestra infancia

Renault 4L (Foto:F.Rivas)

Toman protagonismo en el Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca

El “escarabajo”, el “600” o el “cuatro latas” son coches que en las últimas décadas eran habituales de nuestras carreteras y que han ido desapareciendo del asfalto para dar entrada a nuevos vehículos más seguros y potentes.

 

Ahora, algunos de estos vehículos que fueron “parte de la infancia” de muchos de los actuales conductores se pueden ver en el Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca, donde se ha dejado hueco a una decena de ellos.

 

Por ejemplo, los visitantes que se acerquen al museo podrán ver, además de algunos clásicos mucho más antiguos u otros modernos tan conocidos como el ‘Fórmula Uno’ de Renault con el que Fernando Alonso ganó el mundial, automóviles como el Citröen 2CV, el Renault 4L, el Seat 600, un Minerva Land Rover del año 1957 o uno de los dos coches Dohe Dart 3700 en el que viajaba Carrero Blanco.

 

Además, se ha incluido a la exposición  una maqueta del salmantino Manuel Cascón que reproduce a tamaño natural el interior, sin carrocería, de un Seat 600, donde se puede ver cómo se mueve y cuál es la maquinaria que le permite desplazarse por las carreteras.

 

Estos coches, que se podrán contemplar en la exposición temporal gracias al depósito de particulares y también del museo, han sido presentados por el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca y patrono de la Fundación Gómez Planché, Agustín Sánchez de Vega, junto al director del Museo, Luis Miguel Mata, y el experto en automóviles y propietario de la maqueta del Seat 600, Manuel Cascón.