Los cinco días negros del Madrid que le dejan en blanco

La otra opción era la Liga de Campeones, donde el diez veces campeón de Europa aspiraba a ser el primero en revalidar título bajo el formato actual de la competición.

El Real Madrid, salvo milagro o huelga, tendrá que cerrar la temporada 2014-2015 con dos partidos intrascendentes, ambos en la Liga BBVA, después de dilapidar en cinco días sus opciones de optar al título liguero y al de la Liga de Campeones, fallando en ambas ocasiones en el estadio Santiago Bernabéu.

  

El pasado sábado, el conjunto madridista no pudo derrotar al Valencia, pese a igualar un 0-2, pero el punto fue infructuoso por la victoria de horas antes del FC Barcelona ante la Real Sociedad y alejarse a cuatro puntos de los azulgranas, con seis por jugarse, siempre y cuando el paro convocado a partir del 16 de mayo siga adelante.

  

El equipo de Carlo Ancelotti tendrá que viajar el domingo a Barcelona para visitar al RCD Espanyol con la obligación de olvidar el revés en la 'Champions' para ganar y esperar que los de Luis Enrique Martínez tropiecen ante el Atlético de Madrid, si es posible con una derrota.

  

De todos modos, todo está a favor del conjunto azulgrana en el campeonato liguero porque en caso de fallo ante los rojiblancos, seguirá dependiendo de sí mismo en el último partido, en el Camp Nou y ante un equipo 'asequible' como el Deportivo de La Coruña, mientras que el Real Madrid cerrará en casa ante el Getafe.

  

La otra opción era la Liga de Campeones, donde el diez veces campeón de Europa aspiraba a ser el primero en revalidar título bajo el formato actual de la competición. La misión era levantar el 2-1 adverso de Turín, pero el gol de Cristiano Ronaldo de penalti y la buena primera mitad no valió de nada ante un rival que sacó el máximo partido a la ida y al gol de Álvaro Morata al inicio de la segunda parte.

  

Así, el equipo de Carlo Ancelotti firmará un gris final de campaña, donde no podrá saborear ningún éxito, en contraposición al año pasado donde logró el doblete con la conquista de la Copa del Rey y de la 'Décima', y perdiendo el paso en la pelea por el título liguero al final y cuando marchaba líder antes de sufrir un inesperado bajón.

  

Con todo, el Real Madrid, que aspiraba a hacer uno de sus mejores años, sólo ha conquistado dos de los seis títulos que tenía en liza: la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. En cambio, perdió ante el Atlético la Supercopa de España y fue eliminado por los rojiblancos en los octavos de final de la Copa del Rey, y, salvo 'regalo' azulgrana, tampoco ganará la liga.