Los cereales repiten de nuevo precio con polémica y enfado entre los miembros del sector comprador

Solo el maíz bajó su valor (15 euros) igual que el girasol, "un poco tarde cuando ya se ha acabado de cosechar". Consulte los precios de la LONJA

Nueva semana de polémica en la mesa de cereales, en esta ocasión por la repetición de la gran mayoría de los cultivos. Las diferencias en la mesa se hicieron notar un lunes más con una petición de repetición o subida por parte de los agricultores y una bajada pronunciada por parte de los compradores, "indignados" con la decisión final. Incluso un miembro de este sector, Rubén Ronco, señaló que no iba a cotizar más "porque no se toma en serio y no se nos hace caso. No se puede venir a esta mesa a decir bobadas", espetó.

Así, trigo panificable, trigo para pienso, cebada, avena y centeno mantuvieron el mismo precio de la semana pasada. Pero la polémica y el enfrentamiento en la mesa continúa porque las partes no llegan a un acuerdo que se hace esperar demasiado. Por su parte, en cuanto al maíz, su valor disminuyó 15 euros con peticiones muy lejanas entre las partes para una decisión final de 15 euros de descenso.

El girasol, por su parte, bajó su valor otros 15 euros, aunque"demasiado tarde porque ya se ha terminado de cosechar y lo que pasa es que el primer precio se fijó demasidado elevado y se ha arrastradom toda la campaña", señaló Rubén Ronco.

El ibérico se mantiene estable
Por otro lado, la mesa de porcino blanco mantuvo la estabilidad en las tres categorías de cerdo y las cerdas por el equilibrio entre oferta y demanda con una repetición, por un aumento de tres euros de los lechones y una nueva repetición del tostón.

Y en lo que se refiere al ibérico, las partes siguen demasiado distanciadas en la visión de la realidad del sector y los ganaderos demandaron una repetición de los cochinos mientras que losn industriales abogaron por una bajada "ya que la semana pasada se subió en exceso", apuntaron los compradores. Al final, el presidente fijó una repetición para desesperación del sector industrial.

Lo lechones bajaron su valor 0,10 euros por los 0,03 euros de los marranos y los 0,15 de bajada de los primales, repitiendo los tostones.