Los cereales casi duplican el precio al que cotizaban en la Lonja Provincial en 2006

El aumento en este periodo de tiempo está fijado entre 112 y 125 euros por tonelada
Los agricultores de la provincia de Salamanca tienen, al menos, un motivo para sonreír en mitad de la que 'está cayendo' ya que el precio de los cereales en la actualidad casi duplica al que estaba fijado en la Lonja Provincial en el año 2006.

De hecho, el aumento en el valor de los distintos cultivos asciende desde los 112 euros por tonelada del maíz hasta los 125 euros del trigo para pienso, y la tendencia tiene motivos para seguir alcista aunque de un modo más moderado que en semanas pasadas donde la mesa de cereales de la Lonja acordó ascensos de hasta 12 euros por tonelada. ¿Las causas? Un descenso de los rendimiento de cara a esta campaña de recolección, escasez de cereal en el mercado y quizá un aumento de la especulación.

Así, y según las cotizaciones del cereal, el trigo panificable tiene un valor en la actualidad de 247 euros por tonelada, muy lejos de los 132 de 2006 pero incluso de los 206 del mismo periodo del pasado año 2011. En el trigo para pienso ocurre algo parecido ya que ahora cotiza a 245 euros por tonelada, por los 120 del año 2006 y muy distanciado también de los 196 de la pasada campaña, aunque para los agricultores el valor que tienen en la actualidad los cereales no se corresponde con la realidad porque se hacen operaciones a un precio mayor que el que marca la Lonja.

Con la cebada, la avena y el centeno ocurre algo parecido ya que la diferencia en el precio entre 2006 y la actualidad se dispara entre 116 y 118 euros por tonelada más con unas previsiones más alcistas.

Para el maíz más de lo mismo, ya que ahora cotiza a 257 euros por tonelada, aunque en esta ocasión se sitúa con un precio menor que el año pasado cuando cotizaba a 264 euros, cifra que contrasta con los 145 euros de 2006.

Por su parte, la paja sigue la misma tendencia que el resto de cultivos. En concreto, el paquete grande se paga a 63 euros, 27 más que en el año 2006 y la nada desdeñable cifra de 36 euros más que el pasado año 2011.

De este modo, el cereal sigue de dulce y su tendencia seguirá así aunque más moderado para fortuna para el agricultor y desgracia del ganadero que verá como el precio del pienso volverá a subir, incrementando sus costes de producción.