Los centros del Sacyl en Salamanca registraron 41 altercados con 48 trabajadores agredidos

Los centros adscritos a la Gerencia Regional de Salud registraron el año pasado un total de 351 incidentes entre profesionales y pacientes o familiares
Los centros adscritos a la Gerencia Regional de Salud registraron el año pasado un total de 351 incidentes entre profesionales y pacientes o familiares, lo que supone un descenso del 2 % con respecto al mismo periodo de 2010, en el que se registraron 357 acciones violentas, según se ha dado a conocer hoy en la reunión del Observatorio de Agresiones al personal de SACYL. El número de trabajadores agredidos ascendió a 426, un 2 % menos que los 433 del año anterior.

Del total de incidentes, 179 sucedieron en Atención Especializada, mientras que 164 fueron en Primaria, dos en las gerencias de área y seis en Emergencias. Un 95 % de ellos se produjeron en el centro de trabajo, pero hay que contar también un 2 % en la vía pública y un 3 % en casa del paciente.

Sobre las posibles causas que desencadenan la acción violenta, un 35 % se refiere a discrepancias con el criterio asistencial del profesional -bajas laborales, petición de pruebas, prescripción de medicamentos-, seguido de un 22 % por disconformidad en el trato, un 23 % por trastorno psíquico agresivo o un 11 % por drogadicción y alcoholismo.

En cuanto al perfil del autor de las agresiones, el registro indica que un 65 % son hombres y un 35 % mujeres, mientras que un 64 % son usuarios y un 34 % familiares, siendo el 91 % de los incidentes protagonizados por una sola persona. Además, un 20 % son reincidentes.

El registro oficial señala también que de los 426 trabajadores agredidos, 160 fueron facultativos, 139 personal de enfermería, 66 técnicos auxiliares de enfermería, 21 celadores y 40 otro personal. Además, 341 fueron mujeres y 85 hombres.

Los 351 incidentes generaron un total de 584 agresiones -prácticamente igual que en 2010, cuando hubo 579-, de las que 380 fueron verbales -el 65 %-, 88 físicas y 116 psicológicas. Se ha observado un descenso de las acciones violentas en los hospitales y un crecimiento en Atención Primaria y en Emergencias Sanitarias.

En el caso de las agresiones físicas, 46 de ellas -el 52 %- se registraron en los servicios de Psiquiatría, 13 en Urgencias, cuatro en Medicina Interna, cuatro en consultas y 21 en otros lugares, incluida la calle y el domicilio del paciente.

En el transcurso de la reunión del Observatorio regional contra las agresiones, el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha anunciado que se han registrado ya 85 sentencias condenatorias, 15 de ellas por delito contra funcionario público. Este hecho supone a su juicio un apoyo importante dentro del plan integral de medidas que la Junta de Castilla y León puso en marcha en 2008, con la colaboración destacable de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, para combatir este tipo de actitudes violentas.

Hay que hacer especial mención a las sanciones administrativas impuestas por la propia Consejería de Sanidad, una figura novedosa que supone un complemento significativo a la actuación judicial, con 21 peticiones razonadas de incoación de expediente sancionador contra el agresor.

Datos 2011
Por provincias, a lo largo del año pasado se han registrado los siguientes incidentes: en Ávila se produjeron 32 incidentes con 40 trabajadores agredidos; en Burgos, 34 altercados con 42 empleados afectados; en León, 68 casos y 75 trabajadores agredidos; en Palencia, 25 incidentes y 28 empleados afectados; en Salamanca, 41 altercados y 48 trabajadores agredidos; en Segovia, 25 casos y 33 empleados afectados; en Soria, 6 incidentes y 6 trabajadores agredidos; en Valladolid, 89 altercados y 109 empleados afectados; en Zamora, 25 casos y 37 trabajadores agredidos; y, por último, en Emergencias se registraron 6 incidentes con 8 empleados afectados. Todo ello suma un total de 351 incidentes contabilizados en Castilla y León, con 426 trabajadores agredidos.

Medidas de futuro
Dentro de las medidas para prevenir agresiones, la Gerencia Regional de Salud va a continuar con la implantación progresiva de los botones de alarma en todos los equipos informáticos de los centros de salud -ya instalados en las áreas del Bierzo, Palencia y Zamora, y próximamente en los de León y Salamanca-, urgencias y servicios de Admisión hospitalarios, de manera que si un trabajador pulsa uno de ellos, salta un mensaje de alerta en los ordenadores de sus compañeros.

La Gerencia Regional de Salud va a llevar a cabo una nueva campaña de sensibilización para concienciar del problema a los usuarios, informando a través de cartelería de las medidas de seguridad implantadas y advirtiendo sobre las consecuencias administrativas y penales. Se usarán como apoyo las redes sociales, las páginas web sanitarias e incluso las pantallas de los hospitales que así lo permitan -hospitales Río Hortega y Bierzo-.

Otra de las novedades que se va a poner en marcha es habilitar un procedimiento más simple de comunicación y registro de los incidentes, así como mejorar los canales de información sobre agresión dentro de los centros de trabajo, con correos electrónicos masivos, páginas web y entrega al personal de nueva incorporación. El objetivo es profundizar en la concienciación de los profesionales para que comuniquen los incidentes y los denuncien, pues sólo así se podrá dignificar su trabajo diario.