Los castellanos y leoneses, por encima de la media de horas 'extra' con más de 2,1 millones

Los trabajadores ocupados españoles realizaron en 2012 un total de 38.729.000 horas extras reguladas, un descenso de un 11,5%.

Los trabajadores de Castilla y León realizaron en 2012 un total de 2.190.600 horas extraordinarias, lo que equivale a un descenso del 16 por ciento respecto a 2011(2.628.600), si bien las 'extra' por trabajador, 3,2 más de lo que estipula su jornada laboral, se situaron por encima de la media nacional.

  

Así se lo constrata el área de Trabajo Temporal de Randstad, empresa líder en recursos humanos, que ha desarrollado un análisis de la evolución de las horas extraordinarias realizadas por los empleados en función de diferentes variables, como la comunidad autónoma, el tamaño de la empresa o el sector en el que se enmarca su actividad profesional.

  

A partir de datos de la International Confederation of Private Employment Agencies (CIETT) y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Randstad ha detectado que los trabajadores ocupados españoles realizaron en 2012 un total de 38.729.000 horas extras reguladas, lo que supone un descenso de un 11,5% respecto a 2011, que ascendió a 43.270.000, mientras que en Castilla y León el total de 'extras' se elevó a 2.190.600, con una caída del 16% sobre el ejercicio anterior.

  

Este desequilibrio en la jornada laboral puede afrontarse con una mayor penetración en el mercado de las agencias de colocación, que contribuye al descenso en el número de horas extraordinarias realizadas por los trabajadores, a la inserción al entorno laboral y a la reducción de las tasas de desempleo.

  

Además, la gestión de los recursos humanos por parte de una empresa con experiencia en este campo permite una optimización de la actividad productiva de la compañía que contrate sus servicios, con la consiguiente adecuación, coordinación y supervisión de las horas trabajadas a la jornada laboral de cada profesional.

  

Según datos extraídos del informe internacional "Adaptarse al cambio" de CIETT, que analiza las políticas implementadas por el sector privado para afrontar periodos con un intensa carga de trabajo, el 54% de las empresas opta por medidas de flexibilidad interna (cambio de horarios, turnos, mayor volumen de horas, entre otras), el 8% no realiza el trabajo y el 12% se declina por otras soluciones de flexibilidad externa, entre las que destaca los servicios de una agencia de colocación privada.

  

Aparte de equilibrar la carga de trabaja entre la estructura laboral de la organización, la opinión de los encuestados pone de manifiesto la activa dinamización del mercado que supone la intermediación de las empresas de recursos humanos. En este sentido, las conclusiones del informe indican que el 62% de las empresas no hubieran creado puestos de trabajo sin la ayuda de los servicios privados de empleo.

  

Este dato refleja el grado de adaptación y flexibilidad de los profesionales provenientes de empresas de trabajo temporal, que complementan, en muchas ocasiones, la actividad laboral de aquellos empleados con más experiencia en su sector. Cabe destacar, además, la adecuación del horario de trabajo acordado por contrato y la jornada laboral real de estos trabajadores. Una optimización de los recursos humanos repercute en una disminución en el número de horas extraordinarias realizadas.

  

Según las cifras analizadas por Randstad, los trabajadores españoles han realizado un total de 38.279.000 horas extraordinarias. Los datos de la Encuesta de Población Activa, publicados por el INE, muestran que para el periodo analizado había en España 16.913.000 trabajadores ocupados. Si se calcula el ratio entre estas dos cifras, se aprecia que, de media, cada trabajador español ha realizado 2,3 horas más de las que estipula su jornada laboral.

  

Si se desciende hacia los datos por comunidades autónomas, Randstad detecta que Castilla y León se sitúa por encima de la media nacional en el número de horas realizadas por cada trabajador, con 3,2 en 2012, lo que ha supuesto una variación negativa del 8,5% respecto a 2011.

  

Navarra, Aragón y Cataluña son las regiones donde cada profesional ocupado realiza más horas extraordinarias, todas ellas en torno a 3,4 horas más de lo estipulado en sus jornadas laborales.